Quantcast

López Miras lamenta «que hayan convertido a Murcia en el laboratorio de pruebas de Sánchez, Iglesias y Arrimadas»

El presidente del Gobierno regional, Fernando López Miras, ha lamentado lo que está pasando en el Ayuntamiento de Murcia y lo que lleva pasando en la Región «las dos o tres últimas semanas». En concreto, ha considerado que «no es una buena noticia» que hayan convertido a la Comunidad «en el laboratorio de pruebas» del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, del líder de podemos, Pablo Iglesias, y de la presidenta de Cs, Inés Arrimadas.

También ha criticado las últimas noticias, como la que refleja que «han tenido que secuestrar a cuatro concejales de Cs en un hotel de fuera de la Región, como si aquí se diera una situación muy alejada de la realidad». Se trata, añade, de algo que le ha hecho «reflexionar» porque «si hay cuatro personas convencidas de lo que van a hacer, cuyos principios rigen su modo de actuar y que están llevadas por la convicción, no tienen que esconderse de nadie, sino que pueden salir a la calle y dar las explicaciones que quieran».

En cualquier caso, cree que «no es bueno que hayamos sido el laboratorio de pruebas de Moncloa» ni que un gobierno que «tenía una mayoría estable y que reflejaba la mayoría que habían querido todos los murcianos en las últimas elecciones se vea socavado y ahora pase a gobernar el Ayuntamiento de Murcia el PSOE del presidente Sánchez». Además, ha lamentado que el Consistorio «dependa de forma esencial para todo de Unidas Podemos, el partido del señor Iglesias».

«Personalmente creo que esto no es bueno para los murcianos, no es bueno para la Región y es muy malo para los empresarios», según López Miras.

ACTIVIDAD EN LA ASAMBLEA

Al ser preguntado por el hecho de que la Asamblea Regional previsiblemente vaya a estar tres semanas sin actividad, López Miras ha afirmado que es una decisión «exclusiva» de la Junta de Portavoces del parlamento autonómico, que «está integrada por todos los grupos políticos con representación» en el hemiciclo.

En cuanto a la posibilidad de que alguno de los diputados expulsados de Vox entre en el Gobierno regional, ha señalado que se está hablando «con todos los diputados que requieren dar una mayoría estable al Ejecutivo murciano». Se ha mostrado convencido de que lo va a conseguir, «como se ejemplificó en la moción de censura fracasada la semana pasada».

Asimismo, ha confirmado que, para formar parte de un Gobierno «liberal y moderado» se tendrá que apostar por un proyecto de «centro-derecha» como el que él lidera. «Es mucho más importante el proyecto que las personas e sí», ha ratificado.

En cualquier caso, ha desmentido que estén negociando «puestos» sino que están hablando sobre lo que quieren para la Región de Murcia para los próximos dos años, cuáles son los acuerdos programáticos y cómo se pueden llevar a cabo. «Si para llevar a cabo estos acuerdos es necesario que haya alguien dentro del Ejecutivo, ese no será un impedimento, desde luego», ha corroborado.

«El Gobierno de la Región de Murcia, lo saben, es liberal y moderado, que apuesta por la libertad, y ese proyecto está por encima de las personas», según López Miras, que ha avanzado que «quien quiera formar parte de ese proyecto tendrá que estar de acuerdo con los principios que rigen este Gobierno: liberal, moderado, de centro y centro-derecha».