Quantcast

Leroy Merlin reparte una cifra histórica de 44 millones entre sus trabajadores

Leroy Merlin ha repartido 44 millones de euros entre sus empleados en concepto de políticas de participación en 2020, según ha informado la compañía, que ha precisado que se trata de una cifra histórica obtenida gracias a la implicación de los equipos y la confianza de los clientes en un ejercicio marcado por la crisis sanitaria del coronavirus.

En concreto, la firma ha precisado que este reparto proviene de la suma de los resultados de negocio de cada una de las tiendas entre todos sus colaboradores y del reparto de beneficios anuales de la compañía entre todos los empleados de España.

El director de Recursos Humanos, Eloy del Moral, ha reconocido que en el «momento actual ha dejado claro que en la compañía la labor de los equipos y la magnífica respuesta por parte de los clientes han sido clave».

«Nuestros colaboradores han respondido de una forma extraordinaria durante el pasado año, lo que se ha traducido en unos resultados excepcionales. Que el reparto de beneficios alcance los 44 millones de euros es un récord en la historia de Leroy Merlin y es gracias al esfuerzo y trabajo de todos», ha subrayado Del Moral.

El reparto de resultados histórico reconoce el esfuerzo y entusiasmo de los empleados de Leroy Merlin durante estos meses de la pandemia, así como la confianza depositada por los consumidores. En la actualidad, el 92,83% de los empleados de Leroy Merlin España son accionistas de la compañía.

Leroy Merlin cerró 2020 con un beneficio de 100,2 millones de euros, lo que supone un incremento del 58% con respecto al ejercicio anterior y mantuvo estables sus ventas en España, con 2.650 millones de euros, a pesar de haber tenido cerradas sus tiendas gran parte del año por la crisis sanitaria del coronavirus.

En un ejercicio marcado por la pandemia por el Covid-19, que estalló a partir del mes de marzo, la compañía fue capaz de elevar sus ganancias con respecto a los 63 millones de euros registrados en 2019.

Durante la pandemia, la compañía apostó por la innovación con la puesta en marcha de varios canales para la venta a distancia cuando sus tiendas estaban cerradas. Así, lanzó el servicio de venta telefónica y por WhatsApp, que han sido clave en la estrategia de la firma en 2020.

A través de estos canales, a los que se une el ‘online’, la compañía facturó 160,1 millones de euros, casi el triple de lo obtenido en 2019. La venta ‘online’ registró unas ventas de 91 millones de euros, lo que supone un incremento del 52%, registrando un hito histórico, mientras que la telefónica recibió 460.000 pedidos valorados en 69,4 millones de euros.