Quantcast

Dos detenidos por subir a RRSS videos riéndose de un hombre con discapacidad

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Málaga capital, tras una investigación coordinada con la Policía Local, a dos hombres de nacionalidad española, como presuntos responsables de los delitos contra la integridad moral, la intimidad y la propia imagen, ya que supuestamente publicaron en redes sociales vídeos en los que se jactaban de una persona con discapacidad.

Así, según han informado desde la Comisaría provincial, los jóvenes publicaron en redes sociales varias grabaciones en las que presuntamente aparecía un hombre realizando flexiones, al que alentaban mientras el resto de los presentes se reían y le ofrecían monedas. Los arrestados fueron puestos a disposición del Juzgado de Guardia.

La actuación policial se inició con la investigación y posterior informe de una ciberpatrulla de la Policía Local de Málaga, en la que detectaron una cuenta de una conocida red social que contaba con material videográfico cuyo contenido podría dar lugar a la comisión de un delito contra la integridad moral, han precisado en un comunicado.

El análisis de las grabaciones muestra, señala la Policía Nacional, como un varón realiza, con gran dificultad, flexiones en el suelo y que las personas que lo presencian le alientan a que continúe mientras se ríen de él. Finalmente, los participantes acaban entregándole unas monedas.

A raíz de estos hechos, agentes del grupo de Policía Judicial de la comisaría del Distrito Este de Málaga continuaron con las pesquisas para esclarecer el posible ilícito penal, realizando gestiones tendentes a la identificación y localización de los supuestos involucrados.

Así, tras dichas diligencias, los investigadores han confirmado que la víctima de estos hechos es un hombre de 58 años, que padece una discapacidad psíquica, y han comprobado que los presuntos autores son el administrador del perfil donde se mostraban los videos y uno de los jóvenes que le ofrece dinero para que realice la acción.

Finalmente, los agentes detuvieron a los dos jóvenes, de 23 y 20 años, por delitos contra la integridad moral, la intimidad y la propia imagen.