Quantcast

Puig defiende la vacuna rusa y dejarse de acciones geopolíticas

El president de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha abogado por «dejarse de otras acciones geopolíticas» para que se pueda aprobar «cualquier otra vacuna» que ofrezca la «suficiente seguridad» para los ciudadanos.

Así se ha pronunciado Puig este martes en una visita al hospital de Sant Joan de Alicante, al ser preguntado por el apoyo a la aprobación de la vacuna rusa Sputnik V que demostró la consellera Ana Barceló en el Consejo Interterritorial. No obstante, ha matizado que esta decisión corresponde a la Agencia Europea del Medicamento.

Puig ha destacado que esta posición no es única de la Comunitat Valenciana, sino que «Alemania también lo ha pedido» y «habrá otros países que estén interesados». «Nosotros lo que queremos es que todas las vacunas que estén en disposición de ser administradas porque cuentan con el respaldo científico, se puedan adquirir y se puedan vacunar».

Respecto a la vacunación masiva, Puig ha incidido en que espera poder iniciarla en abril «si cumplen las farmacéuticas». Preguntado por la reprogramación de la campaña, ha manifestado: «Ojalá en abril tengamos que regó programar porque se cumpla el compromiso de que lleguen miles y miles de vacunas». En este sentido, ha indicado que la vacunación de los docentes va a servir de «ensayo» para esta campaña.

«El gran problema que tenemos es que no tenemos suficientes vacunas», ha alertado Puig y ha destacado la capacidad de vacunación de la Comunitat Valenciana.

También ha considerado que la vacuna que le corresponde a cada persona «no es una cuestión de dirección política, ni desde luego, es una cuestión elegible por parte de cada ciudadano». «Yo no sé si alguien cuando va a curarse de la gripe, pregunta qué vacuna es», ha manifestado.

Por ello, ha pedido «confiar» en las agencias del medicamento, y ha defendido que en el plan de vacunación se ha priorizado «evidentemente, los colectivos más vulnerables, las personas mayores», que «son las que más han sufrido la pandemia, sobre todo en en muertes, pero también en contagios». «Yo creo que la jerarquización de la vacunación ha sido muy correcta, muy razonable y muy ética», ha agregado.

«VERANO DE REENCUENTRO»

Por otra parte, Puig ha defendido el cierre perimetral de la Comunitat Valenciana durante la Semana Santa y ha pedido a los visitantes que eligen el territorio valenciano para sus vacaciones anuales que «continúen confiando»: «Ahora en Semana Santa no podremos vernos, pero muy pronto está el verano», que, a su juicio, va a ser de «reencuentro».

Así, ha apelado a «la corresponsabilidad de los ciudadanos para que en estas vacaciones no echemos atrás todo el trabajo que se ha hecho». Bajo este prisma, ha argumentado que la baja incidencia actual en la Comunitat Valenciana se debe al «esfuerzo» de la sociedad y los profesionales sanitarios.

«Si continuamos cumpliendo, si pasamos estos días de Semana Santa que son complejos por la movilidad que hay, estoy convencido que más pronto que tarde podremos levantar las restricciones, porque no es voluntad de nadie mantenerlas», ha indicado Puig. «Ante un momento en el que aún vemos que en Europa está creciendo la incidencia del virus, es más importante que nunca la responsabilidad y la prudencia», ha agregado.

El president ha reconocido que el cierre «genera muchos problemas económicos», pero «lo peor es cuando los hospitales se llenan de personas enfermas y cuando hay personas que mueren». «Esa es nuestra prioridad, salvar vidas y también salvar empresas», ha agregado.

Preguntado sobre la posición de otras autonomías respecto al cierre, ha aseverado: «Cada uno debe ser consciente de lo que nos estamos jugando». «Nosotros estamos en la vía de la prudencia, otros pues no», ha agregado.

«Cuando hagamos un estudio en perspectiva de lo que ha sido la acción frente a la pandemia, podremos observar como evidentemente ha habido diferencias y resultados diferentes», ha agregado.