Quantcast

El PSOE y el PP remarcan que están «con la ley» en el proyecto de la mina de Cáceres

Los grupos parlamentarios del PSOE y el PP en la Asamblea de Extremadura han remarcado que están «con la ley» en relación al proyecto de la mina de litio en Cáceres, mientras que el de Cs ha abogado por primar el «interés general» y Unidas por Extremadura ha mostrado su rechazo claro al mismo.

Los grupos han realizado estas declaraciones a preguntas de los medios a raíz de una iniciativa que Unidas por Extremadura defenderá en el pleno de este jueves sobre la mina de litio en Cáceres y cuestionados sobre si el ayuntamiento tendría la última palabra sobre el futuro de la mina o la UE podría tener mecanismos de decisión al ser considerado el litio como material estratégico.

En este sentido, la portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Cristina Teniente, ha considerado en la rueda de prensa tras la Junta de Portavoces que a dicha pregunta debería contestar el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, y el presidente del Gobierno nacional, Pedro Sánchez, ya que «cuando se está toqueteando tanto el tema es porque hay gato encerrado».

«Sobre todo cuando tenemos el antecedente de que ya intentaron colar en la anterior legislatura varias modificaciones normativas para conseguir precisamente esto, y cuando tenemos reuniones, algunas clandestinas y otras no tan clandestinas, hablando del interés por la mina», ha aseverado, al tiempo que ha indicado que hay «unos a los que les ha tocado el papel de decir que no a la mina de Cáceres pero aceptar que hay otros que están trabajando para que esto sea una realidad».

Por ello, la ‘popular’ ha demandado «claridad», ya que hay una cuestión «muy clara, que es la ley», toda vez que el planeamiento urbanístico de Cáceres establece que casi un 70 por ciento del espacio planificado para esa explotación minera es terreno protegido, además de manifestar que su grupo está con la ley, así como con la ciudadanía de Cáceres y con el sentimiento mayoritario de la ciudad.

Por su parte, la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Lara Garlito, ha mostrado su apoyo a la posición y a la moción aprobada en el Ayuntamiento de Cáceres el pasado mes de febrero en la que todos los grupos políticos, excepto Ciudadanos, aprobaron una moción en la que reiteraban su oposición a este proyecto minero en el entorno de Valdeflores.

Asimismo Garlito ha dejado claro que en estos momentos las competencias en materia de extracción minera y también medioambientalmente es de la Junta de Extremadura

«Intentar hacer prospección sobre lo que puede ser el futuro creo que en estos momentos no ha lugar. El Grupo Parlamentario Socialista siempre se mostrará al lado de lo que es en estos momentos fundamental, que es la legalidad», ha aseverado.

En el turno de Ciudadanos, su portavoz, David Salazar, ha apuntado que él no tiene información de la Unión Europea, algo que considera que sería «muy útil» para poder tomar las «mejores decisiones».

En esta línea, la postura de su formación en este sentido es que debe primar el «interés general» y se debe tener en cuenta cuál es el proyecto que se quiere para Extremadura, cuáles son las alternativas disponibles existentes y sobre todo que haya una «seguridad jurídica importante».

«Que todos aquellos que quieran desarrollar un actividad en Extremadura, independientemente de la que sea, gocen de una garantía jurídica, por supuesto esas garantías también tienen que estar para los ciudadanos», ha apuntado.

En esta línea, ha apuntado que, en su opinión, se está «politizando» este asunto a unos «niveles muy altos» y se está «dejando de lado el interés general de los extremeños, de los españoles y los europeos».

Finalmente, la portavoz de Unidas por Extremadura, Irene de Miguel, ha explicado su grupo defenderá en el pleno de este jueves una propuesta de impulso que busca el rechazo al proyecto de mina en Cáceres y que iría en la línea de la moción aprobada en el Ayuntamiento de Cáceres.

En este sentido, De Miguel ha incidido en que la UE ha dicho que los proyectos extractivos que tienen impacto en el territorio, como sería el de la mina de Cáceres, deben venir con un apoyo social «claro y evidente», del que no goza el cacereño, ha dicho.

«El proyecto es hora de cerrarlo ya, esto no puede ser que en todas las elecciones vaya a ser como una especie de referendum popular si se aprueba el proyecto o no en función de qué partido es el que adquiere mayores votos», ha apuntado.

En este sentido, ha dicho que los cacereños no pueden seguir con la «incertidumbre» de saber si vivirán a metros de una mina a cielo abierto y, a día de hoy, lo que está claro, ha dicho, es que el Ayuntamiento de Cáceres se opone a modificar el Plan General Municipal que es «pieza clave» para que este proyecto pueda ver la luz.