Quantcast

Más Madrid reclama protocolos para víctimas de violencia machista y mayores

El grupo municipal de Más Madrid sigue reclamando «un año después» al Gobierno local protocolos específicos para víctimas de violencia machista, mayores y personas sin hogar con animales a su cargo mediante la puesta en marcha «inmediata» de la protección del vínculo de las personas vulnerables con sus animales.

Ha sido la concejala Amanda Romero la que ha llevado a la comisión de Familias, Igualdad y Bienestar Social que «hace un año» Más Madrid propuso una iniciativa para proteger ese vínculo. En el Pleno de enero de 2020 se aprobó una propuesta de Más Madrid para la creación de una mesa de trabajo para elaborar, de forma urgente, protocolos para mujeres víctimas de violencia machista, personas mayores y sin hogar con animales a su cargo.

Pasado un año, Amanda Romero ha afeado al equipo de Gobierno que no se haya hecho «nada» porque «se están olvidando de las personas y familias con animales en un momento de gran dificultad». «Es fácil imaginar el sufrimiento que supone para mucha gente tener que separarse de ellos en momentos difíciles», ha planteado.

Amanda Romero ha llevado a la comisión la situación de personas mayores «que se negaban a ir a una residencia, aun con un alto grado de dependencia, para no tener que abandonar a su perro o a su gato en una perrera».

También la de mujeres víctimas de violencia machista «que han retrasado durante meses la salida del domicilio porque no podían llevarse a sus animales a ningún recurso de emergencia y se negaban a dejarlos en manos de su maltratador».

Tampoco se ha olvidado de las personas en situación de calle, «que enfrentan dificultades añadidas para acceder a albergues, comedores sociales o centros de día con sus animales, a los que lógicamente no quieren dejar solos en la calle».

REGISTRO DE ANIMALES

La iniciativa de Más Madrid pasa por crear un registro de los animales que viven con las personas que acceden a los Servicios Sociales para que el Ayuntamiento pueda anticipar y planificar respuestas teniendo en cuenta a los animales como parte de su familia, además de desarrollar protocolos específicos. «Más de un año después el avance es cero y no es aceptable que sigan improvisando», ha reprochado la concejala.

Romero ha destacado que el vínculo con los animales de familia es «clave para la salud mental y emocional de muchísimas personas, que encuentran en ellos un apoyo, una alegría, un estímulo para salir y relacionarse con su entorno», además de que «son a veces la única compañía y una relación clave para quienes viven situaciones de soledad no deseada o de violencia, donde el afecto incondicional de su animal es un refugio frente al miedo y el dolor».

La edil ha recordado en este punto que durante el confinamiento de hace un año fueron las protectoras y las vecinas y vecinos quienes pusieron en marcha bancos de alimentos y medicamentos para animales o instalaciones para atenderlos mientras sus responsables estaban en el hospital.

Y sin obviar que la crisis económica, social y sanitaria que ha traído consigo el coronavirus ha supuesto «que muchas familias encuentren serias dificultades para pagar el pienso y las medicinas».

«Es evidente que quienes viven con animales enfrentan dificultades añadidas que son específicas y que tienen solución pero requieren planificación y anticipación», ha argumentado Romero.