Quantcast

Black Shark 4 Pro combina en un móvil almacenamiento SSD y ‘flash’

La marca tecnológica Black Shark, especializada en móviles ‘gaming’, ha presentado este martes en China su nueva serie Black Shark 4, con características que llegan hasta la pantalla AMOLED E4 con 144 hercios (Hz) de tasa de refresco y el uso de un almacenamiento en estado sólido (SSD) personalizado combinado con una unidad ‘flash’ UFS por primera vez en la industria.

La familia de dispositivos está compuesta por dos modelos: uno estándar, Black Shark 4, que utiliza el chip Snapdragon 870; y uno ‘premium’, Black Shark 4 Pro, que funciona con el procesador Snapdragon 888, la gama más alta de Qualcomm, como recoge Black Shark en su web de China.

La familia Black Shark 4 comparte algunas características, entre las que destaca el uso de una pantalla de 6,67 pulgadas con panel AMOLED E4 fabricada por Samsung, con una tasa de refresco de 144 Hz, una tasa de muestreo táctil de 720 Hz y HDR10+.

Asimismo, la serie monta una batería dual de 4.500 mAh de capacidad, con carga rápida de 120W que permite recargarlo al 100% en menos de 15 minutos, mientras que la mitad de su capacidad se carga en 5 minutos. También tiene soporte para redes 5G (SA y NSA) y WiFi 6.

BLACK SHARK 4 PRO

Black Shark 4 Pro emplea una configuración interna con memoria RAM LPDDR5 de hasta 6.400 Mbps, que mejora la capacidad de memoria en un 16 por ciento y la carga de aplicaciones hasta en un 20 por ciento.

No obstante, destaca especialmente por el uso un sistema de memoria que combina el uso de una unidad ‘flash’ UFS 3.1 con un almacenamiento en estado sólido (SSD) personalizado, algo que según la compañía sucede por primera vez en la industria.

Este tipo de almacenamiento permite que Black Shark 4 Pro duplique el ancho de banda y mejore las capacidades de escritura en un 69 por ciento, con un 55 por ciento más de rendimiento de lectura.

Asimismo, Black Shark 4 Pro emplea un sistema de refrigeración líquido con dos unidades en forma de sándwich y nueva soldadura de metales, con los que logra mejorar la disipación de calor en un 30 por ciento y reducir la temperatura del núcleo en 18 grados centígrados.

El dispositivo ‘premium’ de la familia se completa con una cámara trasera triple con una lente principal de 64MP complementada con un gran angular de 8MP de 120 grados y una cámara macro de 5MP -funciona a entre 2 y 10cm-, cámara delantera perforada en la pantalla de 20MP, sensor NFC y lector de huella dactilar en el botón físico para videojuegos.

Está disponible en dos variantes color -ambas en negro- a un precio de 3.999 yuanes (517 euros al cambio) para su modelo base de 8GB de RAM y 128GB almacenamiento, con un modelo máximo que llega hasta los 12+256GB por 4.499 yuanes (581 euros).

BLACK SHARK 4 ESTÁNDAR

El modelo estándar de Black Shark 4 mantiene la mayor parte de especificaciones de su hermano mayor, como el LPDDR5 para la RAM y ofrece, por su parte, un almacenamiento solo UFS 3.1.

Aunque la cámara trasera también es triple, la lente principal del Black Shark 4 estándar pasa de los 64MP a los 48, y el tamaño de los píxeles pasa de 0,7 micras a 0,8. También cuenta con tecnología de fusión de cuatro píxeles en uno, para imágenes resultantes de 12MP.

Black Shark 4 estándar está disponible en tres variantes de color -dos negras y una gris-, con una configuración base de 6+128GB por un precio de 2.499 yuanes (323 euros al cambio), mientras que la versión máxima es de 12+256GB por 3.299 yuanes (427 euros).