Quantcast

El PSC acusa a ERC de querer la Presidencia a «cualquier precio»

La viceprimera secretaria del PSC, Eva Granados, ha acusado a ERC de «estar dispuesta a llegar a la Presidencia a cualquier precio, y el precio lo pagarán todos los catalanes», después de que haya alcanzando un preacuerdo con la CUP para investir presidente al republicano Pere Aragonès, algo que las asambleas de la CUP votarán el miércoles.

En rueda de prensa telemática, Granados ha avanzado que la presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha llamado al candidato socialista, Salvador Illa, a reunirse el mediodía del miércoles en su ronda de consultas de cara al debate de investidura, que previsiblemente se celebrará el viernes.

Ha insistido en que Illa trasladará a Borràs su voluntad de ser candidato y de defender su proyecto ante el pleno, aunque ha recordado que, «si Aragonès tiene más apoyos que Illa, deberá ser propuesto por Borràs» para el debate de investidura.

Granados ha avisado de que «Cataluña ha votado cambio, no ha votado que decida la CUP, pero parece ser que Pere Aragonès está dispuesto a que Catalunya vuelva a estar gobernada desde las asambleas de la CUP y desde Waterloo», donde reside el expresidente del Govern Carles Puigdemont.

«Parecería que está dando las llaves del Govern de Cataluña a dos partidos antisistema: a la CUP, que por no creer, no cree ni en Europa, y a Junts, que basa su forma de entender la política en la confrontación», ha añadido, y ha dicho que ERC condenará a Catalunya a una nueva legislatura fracasada si cierra un acuerdo con Junts y la CUP.

La socialista ha advertido de que, con este acuerdo, no es ERC quien pierde: «ERC, poniéndose a los pies de la CUP y maniatada por Junts, lo que hace es que perdamos todo el conjunto de los catalanes».

‘NO’ A INVESTIR A ARAGONÈS

Ha sostenido que lo único que hace Aragonès es «asegurarse su silla, en lugar de pensar en las necesidades de los catalanes», y ha dicho que ERC lleva casi una década optando por la derecha catalana y que ha votado como presidenta del Parlament a alguien que no hubiese sido su candidata, por estar investigada por supuesto fraccionamiento de contratos.

Preguntada por si plantean una abstención ante una eventual investidura de Aragonès, ha garantizado que su voto será «un ‘no’ como una casa de payés» y, sobre si ofrecerían a ERC entrar en un Govern del PSC, ha recordado que lo han planteado en todo momento es que Illa sea presidente y pactar con los comuns.

Precisamente el portavoz de los comuns, Joan Mena, ha dicho este mismo lunes al ser preguntado sobre la candidatura de Illa que se requieren apoyos para una investidura y que no es momento de frivolidades, a lo que Granados ha respondido: «La frivolidad la tenemos cuando vemos el contenido de los acuerdos que está haciendo ERC con la CUP».