Quantcast

Planas: Bruselas debe basarse en «actos jurídicos» para evaluar los planes de la PAC

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha subrayado este lunes que la Comisión Europea debe evaluar los futuros planes estratégicos de la Política Agrícola Común (PAC) que elaboren los Estados miembros basándose en «actos jurídicos vigentes» que tengan y no siguiendo recomendaciones que carezcan de base legal.

«Los futuros planes estratégicos sólo pueden evaluarse sobre la base de actos jurídicos vigentes. No sólo de propósito o de intención por parte de la Comisión, sino que tienen que ser referencias que tengan base legal», ha expresado el ministro, para después añadir que de lo contrario Bruselas y las capitales no podrán llegar a acuerdos. «La mayoría de los Estados miembros estamos en la misma situación», ha añadido en declaraciones a los medios desde Bruselas.

Esta es la posición que trasladará Planas en el debate que tendrá lugar este lunes entre los responsables de Agricultura de los Veintisiete sobre los avances conseguidos en la elaboración de los planes estratégicos de la PAC, que tendrán que ser remitidos al Ejecutivo comunitario a finales de año para su aprobación por parte de las autoridades comunitarias.

Planas, no obstante, ha asegurado que la gran mayoría de las recomendaciones que Bruselas hizo a España con respecto a su estrategia agrícola nacional están ya recogidas en el borrador del plan y que la única que falta (implantación de la banda ancha en todo el territorio para 2025) será incluida próximamente.

Los ministros dedicarán la tarde de este martes a repasar las negociaciones con el Parlamento Europeo sobre la futura PAC, que entrará en vigor en 2023. Este intercambion tendrá lugar apenas 4 días antes del ‘supertrílogo’ que reunirá este viernes a los negociadores del Consejo y de la Eurocámara para los tres reglamentos de la PAC.

REFORMA DE LA PAC

Planas ha apuntado la posición de España en algunos de los los temas que se abordarán en esa ronda de negociación y que dejarán de lado la arquitectura verde (que se tratará más adelante). En este sentido, el ministro ha recordado que el carácter obligatorio o voluntario de la figura del agricultor genuino no afecta a España, que ya cuenta con una definición propia.

Sí que ha incidido en que la futura PAC no conlleve un «mecanismo doble de control» porque es «muy importante que se intente hacer lo más sencilla posible». A su juicio, algunas enmiendas que pide el Parlamento Europeo y la Comisión «dan la impresión de querer reconstruir una capa de control» que se sume a la descentralización del nuevo enfoque. «Nos parecería francamente grave», ha defendido.

Además, ha señalado que España está «abierta» a discutir lo relacionado con la condicionalidad social, siempre que «no suponga una carga suplementaria para agricultores y ganaderos y no ponga en tela de juicio su reputación».

En relación al reglamento sobre la Organización Común de Mercados (OCM), Planas ha señalado que parece que Estados miembros y Parlamento Europeo acordarán extender hasta 2045 el periodo de vigencia de los derechos de plantación de viñedo.

DEFENSA DEL VINO

Por otro lado, España intervendrá durante la tarde del martes para reclamar fondos adicionales para ayudar al sector del vino a superar la crisis. En concreto, trasladará a todo el Consejo la declaración que ha impulsado y que ha recibido el apoyo de trece países, entre ellos Francia e Italia. Según el ministro, Alemania también se sumará a las exigencia.

España y el resto de países firmantes piden, en particular, que se dediquen «cantidades suplementarias» a ayudar al sector del vino, «muy afectado» por la crisis de la COVID-19. Utilizar fondos del programa del vino no es suficiente, en opinión de estos países, porque son ayudas para la modernización y la competitividad, pero no una respuesta a la crisis.

Así, proponen al Ejecutivo comunitario que apruebe ayudas adicionales que provengan, por ejemplo, de cantidades no ejecutadas de años anteriores, como los 48 millones de programa del vino del pasado año que no fue desembolsado.