Quantcast

La patronal de grandes almacenes eleva su propuesta de incremento salarial al 1%

La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), que engloba a empresas como El Corte Inglés, Carrefour o Ikea, ha elevado su propuesta de incremento salarial al 1% para 2021 y 2022, coindiciendo con la vigencia de este convenio de transición, además de reducir de 14 a 10 los días de trabajo a puerta cerrada, según han informado fuentes sindicales.

En concreto, Anged y los sindicatos han mantenido este miércoles la cuarta reunión para la negociación del convenio de grandes almacenes, que afecta a unos 230.000 empleados, tras expirar el anterior (2017-2020) el pasado 31 de diciembre en un contexto marcado por la crisis sanitaria del Covid-19.

En la reunión, la patronal de los grandes almacenes ha trasladado a los representantes sindicales una mejora en los salarios del 1% para los dos años en vigor de este convenio, tras la presentada la semana pasada que preveía la congelación salarial para 2021 y una subida del 0,5% para el 2022.

Anged ha propuesto también reducir la cantidad de domingos y festivos de trabajo a puerta cerrada, pasando de los 14 a los 10 ofrecidos hoy, ya que la patronal considera que esta medida es necesaria para poder atender al comercio ‘online’.

Por otro lado, en la reunión la patronal ha aceptado hablar de un sistema de pago, así como incluir los derechos digitales y negociar pagar a los empleados por el teletrabajo. Además, ha aceptado eliminar la pérdida de derechos de los progenitores que estaba planteando en las reducciones por cuidado de un menor.

LOS SINDICATOS CALIFICAN DE INSUFICIENTE LA SUBIDA SALARIAL

De esta forma, la mesa social en unidad de acción sindical ha destacado que para que se sigan manteniendo las negociaciones del convenio la patronal de los grande almacenes debería “mover sus pretensiones de forma clara” con propuestas que ofrezcan incrementos salariales anuales y que se eliminen las propuestas de rebajas de derechos, como la de limitar los derechos de los progenitores en las reducciones de jornada.

Además, solicitan que el trabajo ‘online’ a puerta cerrada se limite a tres días por año, que sean preferiblemente voluntarios, se compense en días libres, unidos a descansos de calidad, vacaciones o en semanas completas, además de que conlleve un pago específico de esta tarea en los días que se realice y que se incluyan derechos a la desconexión digital y de teletrabajo.

Desde Fetico ha mostrado a la patronal su disconformidad por el “estancamiento” que está teniendo la negociación del futuro convenio en base al inmovilismo de las empresas, pero ha señalado que aunque las posturas todavía se encuentran “muy lejanas” siguen luchando por los derechos de los trabajadores.

Por su parte, Fasga ha indicado que la patronal, pese a un leve acercamiento, sigue “alejada” del reconocimiento a su personal, por lo que seguirá trabajando en un “reconocimiento salarial real”, por lo que insta a que se produzca un mayor incremento salarial más variable para 2021 y 2022.

CCOO también ha lamentado los avances “insuficientes” que está teniendo esta negociación, ya que asegura que la “pelota está en el tejado de la patronal”.

El sindicato ha indicado que la necesaria transformación sectorial no justifica la ampliación de domingos a trabajar y “mucho menos si estos no son voluntarios ni pagados”, mientras que considera que la subida salarial es “claramente insuficiente” al no garantizar el poder adquisitivo de las plantillas.