Quantcast

El PP dice que Arrimadas se ha convertido en «un satélite más» de Sánchez

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, ha asegurado este jueves que la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, se ha convertido en un «satélite más» del jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y ha recalcado que los hechos han «constatado» que su palabra «no vale absolutamente nada» y que ha «traicionado» a sus afiliados.

En una entrevista en Telecinco, Montesinos ha destacado unas recientes declaraciones de Arrimadas, ya con la pandemia, en las que aseguraba que no había «ningún riesgo en los gobiernos por la libertad», como el de Murcia.

«Arrimadas ha dejado huérfanos a todos aquellos que creyeron que Ciudadanos tenía un proyecto liberal», ha resaltado, para añadir que «las puertas del PP están abiertas» a militantes y afiliados del partido naranja.

El dirigente del PP ha afirmado que Ayuso «siempre ha contado, cuenta y contará» con el respaldo de la dirección nacional del PP, que estará a su lado para llevar a cabo el proceso electoral. «No trabajamos con otro escenario que no sea el adelanto electoral y elúnico objetivo es que todo el votante de centro derecha meta en la urna la papeleta de Díaz Ayuso y del PP», ha aseverado.

Ante el hecho de que el PP vaya a seguir gobernando con Cs en Castilla y León y en Andalucía, Montesinos ha asegurado que Pablo Casado y la dirección nacional del PP respaldan a todos sus presidentes autonómicos en la toma de decisiones en defensa de losintereses generales.

Al ser preguntado por qué el PP no se adelantó en Murcia para frenar la moción de censura si conocía la decisión la noche anterior, ha indicado que lo que sabían eran «rumores» y que Fernando López Miras pensaba que eso al final no ocurriría, aunque al final este miércoles PSOE y Cs registraron esa moción de censura.

A partir de ese momento, ha proseguido Montesinos, se producen contactos para «evitar que también ocurra en otras zonas de España» como Madrid,con una conversación entre Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado, quien le da «todo su apoyo y respaldo» para convocar elecciones en Madrid.

NO PERMITIR QUE «LA IZQUIERDA LO DESBARATE TODO»

En parecidos términos se ha expresado el portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, que ha denunciado la «concatenación de mociones de censura pactadas entre Ciudadanos, PSOE y Podemos» y ha denunciado «las ocurrencias» de Arrimadas por querer «desestabilizar» gobiernos como el de Murcia.

Maroto ha afirmado que Ayuso ha sido «muy valiente» y ha actuado «sin complejos, plantado cara a los que quieren que en Madrid las cosas sea distintas», ya que, según ha dicho, no se puede permitir que «la izquierda lo desbarate todo».

«La estrategia del PP es mantener las prioridades que el PP debería tener en una agenda normal si no se hubiese producido esta decisión desacertada de Inés Arrimadas en connivencia con la izquierda en Madrid», ha enfatizado.

El portavoz del PP en el Senado ha señalado que Ayuso contará con «todo el apoyo de la dirección nacional» para que «aglutine a todo el voto de centro y derecha en Madrid», ya que, a su juicio, es «la única llave para mantener la libertad de todo tipo en Madrid frente al socialismo».

En una entrevista en Antena 3, Maroto ha subrayado que el PP ha mantenido «mucha afinidad» con Cs y la siguen manteniendo. De hecho, ha dicho que espera que los líderes de ese partido en Andalucía y Castilla y León «no hagan caso a Arrimadas» porque «en sentido común es mantener los gobiernos estables».

ALERTA DEL RIESGO DE QUE EL CENTRODERECHA VOTE DIVIDIDO

Sin embargo, ha dicho que el vicepresidente de Cs, Ignacio Aguado, «va por libre» y ha «intentado mociones de censura fracasadas» contra Ayuso. «Si hubiese gobierno de izquierdas en Madrid, hoy los hosteleros sabrían como estarían», ha dicho, para añadir que la izquierda en Madrid «hubiese cerrado la hostelería, castigado a los taxistas y subido los impuestos».

Tras elogiar la «valentía» y el «arrojo» de Ayuso, ha señalado que la presidenta madrileña se ha visto «obligada» a adelantar las elecciones en la región «en defensa de los madrileños». Además, ha apelado a los votantes de Cs y de Vox porque «cada vez que los madrileños votan divididos, el riesgo de que gane la izquierda es mayor».