Quantcast

Sánchez dice que Vox desea una España «grande, única y libre»

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha acusado este miércoles a Vox de desear una España similar a la del régimen franquista, «grande, única y libre», a lo que Santiago Abascal ha replicado advirtiendo de que de su formación cuenta cada vez con el apoyo de más ciudadanos.

Durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso, Abascal ha echado en cara al jefe del Ejecutivo su pacto con Unidas Podemos y los partidos que avalaron su investidura, que cree que solo han generado al país «ruina, muerte y división social».

Frente a esto, Sánchez ha recordado que la Constitución, «el mayor éxito de la democracia en España», fue fruto de un pacto. «Si no hubiera Constitución regirían los principios del Movimiento Nacional, no sé si es lo que usted plantea», ha deslizado el presidente.

En este sentido, Sánchez ha enfatizado que su Ejecutivo «quiere pactos» y entiende la democracia como, primero, una competición electoral; y en segundo lugar un juego de pactos, acuerdo y consenso, siempre «en aras del interés general y que respeten la legalidad democrática».

Sin embargo, Abascal ha preguntado al presidente del Gobierno qué beneficios ha aportado al país esta política de pactos. Y ha subrayado que no ha sido «tranquilidad» para los ancianos de las residencias, abastecimiento de vacunas contra el Covid-19, más empleo, un poder judicial independiente, una RTVE «libre de sectarismo y propaganda» ni unas elecciones «tranquilas y pacíficas en Cataluña».

En cambio, ha acusado a Sánchez de haber puesto a España «a la cabeza del mundo» en fallecidos como consecuencia de la pandemia -que Abascal ha cifrado ya en 100.000-, en el «mayor desplome económico» del mundo, en aplicar un estado de alarma que Vox ve como un estado de excepción «encubierto» o en lograr unas calles «inseguras» y poner a una región (Cataluña) «al borde del colapso económico y social».

«PODER Y EGO» PARA SÁNCHEZ

Todo esto, el líder de Vox cree que aporta «poder y ego» a Pedro Sánchez y otorga a sus socios de gobierno «legitimidad» para atacar a las instituciones y a la monarquía. «A cambio, nosotros tenemos un pacto con cada vez más españoles y españolas», ha advertido Abascal.

En su respuesta, Sánchez ha recordado que Vox ha calificado a su Gobierno como el peor en 80 años y, por tanto, ha reivindicado los gobiernos «bajo el régimen dictatorial». Con ello, ha apuntado que los principios del Movimiento anulaban los partidos políticos, los sindicatos y las elecciones libres; frente a la Constitución, que garantiza la pluralidad y participación política.

«Usted reivindica otros gobiernos fuera de la España constitucional, gobiernos afortunadamente ya pasados en nuestro país -ha acusado-. Usted está apostando por una España grande, única y libre».

¿ALUDIDOS COMO ULTRADERECHA?

En este contexto, Abascal también ha pedido a Sánchez que rectifique de la acusación que hizo contra Vox diciendo que, para ellos, las mujeres eran «objeto de disfrute sexual». «¿A quién está insultando? -ha preguntado-. ¿A nuestras diputadas, a mi madre, a las madres, esposas, hijas o abuelas?».

«Yo hablaba de la ultraderecha, si ustedes se dan por aludidos…», ha respondido el presidente sobre sus palabras durante el acto celebrado en el Ministerio de Igualdad el pasado lunes con ocasión del Día de la Mujer.