Quantcast

El truco para hacer un alioli con leche en 30 segundos

El alioli es uno de los grandes acompañantes que no faltan en la mesa de los españoles. Es perfecto para una barbacoa o una gran comida los domingos.

Esta significativa salsa, solo es parte de la variedad de salsas que existen en la gastronomía española. Y como ignorarla si es que hasta los expertos y grandes cocineros celebran que la variedad y el alioli son parte de una gastronomía amplia y completa.

Lea TAMBIÉN: CÓMO HACER UNAS DELICIOSAS TORRIJAS CON ALMÍBAR DE MIEL

Para preparar el alioli solo basta con tener ajo y aceite, que son los ingredientes básicos. Una salsa gloriosa y típica de España, aunque en otros países pueda ser salsa de ajo o crema de ajo.

El alioli es ideal para acompañar a una gran diversidad de platos, como los asados de carne, las clásicas patatas con ajo, ensaladas de verano, carnes y pescados, con arroz. En fin, la alioli es perfecta para cualquier ocasión y lo mejor es que puedes hacerla en casa y reservar.

En lo que respecta a su preparación, algunos se van por la receta tradicional que es solo con ajo y aceite. Tras pelar los ajos, hay que colocarlos en el mortero con un poco de sal y comenzar a machacarlos hasta que queden como una pasta. Entonces se empieza a echar aceite muy despacio, en poca cantidad.

Es la opción tradicional pero hay quienes agregan huevo o leche, y es este último ingrediente que vamos a destacar. Algunos descartan los huevos para evitar una posible intoxicación por salmonelosis, pero como ya lo dejamos claro no es un ingrediente necesario.

Formas para hacer alioli de leche

Formas para hacer alioli de leche

El tema de un buen alioli dependerá de la cantidad de ingredientes que utilices y desde luego cómo lo realices. Muchos dicen que quienes utilizan huevo deben estar atentos en la mezcla, de manera que este quede alzado al punto.

Mientras que aquellos que prefieren leche en el alioli, optan por dejar en claro que hay que saber escoger el utensilio. Pues muchos corren el riesgo de que la salsa cremosa se corte en absoluto y eso no es algo que se quiere.

El punto de un buen alioli es su sabor y textura, así que la idea es que todo salga perfecto y que puedas usarlo los días que desees.

Por ello a continuación te daré algunas formas frecuentes para preparar el alioli.

Hecho a mano

La receta tradicional del alioli se prepara con ajo y aceite. La textura particular se consigue con tiempo, así que debes tener paciencia para poder conseguirla. Para este tipo de alioli, se necesitan tres dientes de ajo y aceite de oliva.

Luego de pelar los ajos y colocarlos en el mortero con un poco de sal, debe quedar como una pasta. Entonces comienza a echar aceite muy despacio, en poca cantidad, mientras mueve la mano del mortero siempre hacia la misma dirección. Esto deberá quedarte como una mayonesa.

Usando batidora

Con batidora, el tiempo de preparación del alioli se reduce considerablemente. Basta echar en un recipiente un huevo, dos dientes de ajo y aceite y después, batirlo todo hasta que quede integrado.

Se puede utilizar aceite de oliva o de girasol, pero hay que tener en cuenta que al usar el aceite de oliva, el resultado tendrá un sabor mucho más intenso. Así que el sabor no puede gustar a todos.

Thermomix

Lo más recomendable es consultar las indicaciones propias de cada Thermomix , recuerda que no siempre coinciden en potencia y tiempo todas las máquinas. Hay que mezclar todos los ingredientes sin incluir el aceite a velocidad 7 y subirla al número 10 pasados unos segundos. Después, echar el aceite por el hueco del vaso del Thermomix y batir hasta que la consistencia sea la deseada.

Paso a paso para preparar el mejor

Paso a paso para preparar el mejor

Ahora que sabes cómo y dónde hacerlo, te dejo los ingredientes para que puedas realizar el mejor alioli casero de leche.

Ingredientes

  • 100 mililitros de leche
  • 2 ajos
  • Aceite de oliva extra virgen 150 ml
  • Sal
  • Zumo de limón (opcional)

Preparación

Esta receta es recomendable prepararla con batidora, pues de hacerlo a mano resultará muy complicado integrar la leche con el aceite. Basta incluir todos los productos en un bol y batirlos hasta que la textura sea untuosa.

Lo primero que debes hacer es colocar en el vaso de la batidora los 100 mililitros de leche, para obtener una buena cantidad de alioli.

Luego debes pelar dos ajos, pártelos por la mitad para retirarles el germen y añádelos al vaso de la batidora.

Posteriormente incorpora también un toque de sal.

Comienza a triturar con la batidora y, al mismo tiempo, ve incorporando poco a poco el aceite de oliva extra virgen, en un hilito fino. Recuerda que debes usar 150 ml de aceite de acuerdo a la cantidad de alioli que desees.

Sigue batiendo hasta que la salsa haya montado perfectamente.

Cuando la tengas lista, pasa a un envase refrigera y usa cuando desees.