Quantcast

Qué es la tarjeta SIM

La tarjeta SIM (Subscriber Identity Module) es la que le permite a tu móvil conectarse a una red telefónica, lo cual hace que este elemento sea fundamental para el funcionamiento completo del dispositivo.  A pesar de su importancia, hay algunas personas que no conocen sobre los diferentes tipos que existen de Tarjetas SIM. Con esta guía conocerás todo lo que necesitas sobre las tarjetas SIM, así sabrás qué tipo va mejor con tu dispositivo.

Al igual que los móviles, la tarjeta SIM ha ido evolucionando con el paso del tiempo. Cada vez estas tarjetas han ido reduciendo su tamaño, volviéndose más seguras y al mismo tiempo adquiriendo una mayor capacidad. Todos los móviles cuentan con la capacidad de portar una o dos tarjetas SIM.

Funcionamiento de las tarjetas SIM

Funcionamiento de la tarjeta SIM

La tarjeta SIM es una pequeña tarjeta hecha de plástico que tiene un chip aún más pequeño integrado, para que pueda funcionar se debe insertar en el móvil. El chips de estas tarjetas cuenta con ocho (8) contactos eléctricos, los cuales permiten su interacción con el dispositivo en el cual se encuentra insertada. Su función es sencilla:

  • Almacenar tu número telefónico de forma segura.
  • Guardar las claves del usuario  en una operadora.
  • Permitir la conexión a la red móvil (GSM, CDMA, 4G).

Sin este componente, los móviles no podrían conectarse a una red móvil, no tampoco realizar o enviar mensajes y llamadas. Por esta razón es que se lo considera un elemento tan importante dentro de los dispositivos móviles.

Origen y evolución de la tarjeta SIM

Origen y evolución de la tarjeta SIM

La tarjeta SIM se desarrolló en la década de los 70, desde entonces las tarjetas inteligentes (Smart Card) han tenido distintos usos durante los siguientes años. Para los años 90 las tarjetas SIM comenzaron a ser implementadas como un elemento de identificaciones obligatorias para los usuarios de telefonía GSM. El objetivo de que fuesen obligatorias se debe a que tenían que ser identificadas al momento de realizar una llamada.

Los años han hecho que la capacidad de almacenamiento de las tarjetas SIM aumente, pasando de unos 16 KB almacenar los datos de las conexiones a internet o el registro de contactos telefónicos. Y si bien el sistema criptográfico y de seguridad de las tarjetas SIM dejó de ser útil y fue superado, se siguen usando estas tarjetas alrededor del mundo.

La verdadera razón por la cual se continúa usando la tarjeta SIM es por su gran comodidad, y ya no tanto por la seguridad. Esta comodidad viene del hecho que los usuarios podrán pasar fácilmente sus datos a través de un medio físico, evitando cualquier otro tipo de configuración.

Tipos de tarjeta SIM

Tipos de tarjeta SIM

Desde su desarrollo, las tarjetas SIM evolucionaron hasta volverse más pequeñas de lo que eran originalmente. En la actualidad, existen diferentes tipos de tarjeta SIM, cada uno dependerá de la antigüedad del dispositivo. Las tarjetas SIM son sencillas de identificar, pues su tamaño las diferencia y por lo tanto no hay tanto problema:

  • Standard SIM (1FF): Estas eran las tarjetas SIM originales, pero hoy en día ya no se usan. Se caracterizaban por tener el tamaño similar al de una tarjeta de débito (33×66 milímetros). Su capacidad de almacenamiento era muy reducida, llegando solo a poder almacenar unos 20 contactos y entre -6 mensajes de texto.
  • Mini SIM (2FF): Esta es la que popularmente se conoce como la tarjeta SIM o  simplemente SIM, a secas. Este modelo es mucho más pequeña que la original (15×25 milímetros), siendo la estándar desarrollada para entrar en los móviles.
  • Micro SIM (3FF): Esta es mucho más pequeña que la anterior, llegando a medir (12×15 milímetros). Fue desarrollada para ampliar la seguridad y la memoria de las SIM.
  • Nano SIM (4FF): Su tamaño es aún más reducido que la anterior (12×9 milímetros). Desde su desarrollo permite la optimización del espacio del hardware de los móviles, permitiendo que mantengan su tamaño externo, pero con algunos componentes de mayor volumen.

Hoy es sencillo diferenciar el tipo de tarjeta SIM que usa tu dispositivo, ya que los Smartphones de alta gama usan la Nano SIM. Esta se puede identificar fácilmente pues es esta tarjeta es prácticamente el chip en cuestión, por lo que no hay casi nada de plástico alrededor de este.

Por otro lado, las Mini SIM y Micro SIM  ya casi no se usan, pues se consideran muy grandes para los dispositivos modernos. La Mini SIM se puede identificar pues hay una gran cantidad de plástico en la parte de la cara en la que está el chip.

La Micro SIM en cambio cuenta con un poco de plástico alrededor del chip, pero es una pequeña cantidad. Las Nano SIM prácticamente no tienen nada de plástico alrededor del chip.

En algunas tiendas se pueden conseguir adaptadores, con los cuales se pueden mete las Nano SIM dentro de las ranuras diseñadas para las  Micro SIM o Mini SIM.