Quantcast

Galicia abre perimetralmente las áreas de A Coruña y Pontevedra desde el lunes

El subcomité clínico de expertos reunido este viernes ha decidido abrir el cierre perimetral de las áreas sanitarias de A Coruña y Pontevedra, las dos que permanecían cerradas en Galicia, con lo que sus municipios quedan limitados en movilidad únicamente en función de su incidencia. La medida entrará en vigor a las 00,00 horas del lunes.

Así lo ha explicado el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, durante la rueda posterior a la reunión, en la que ha destacado que la incidencia continúa a la baja en la comunidad y ha informado de las normas de movilidad que regirán desde el lunes.

En concreto, además de eliminar el perímetro de estas dos áreas, el comité ha subido a nivel máximo a los municipios de A Mezquita, Boborás y A Pobra do Brollón, que se suman al de Soutomaior. En estos cuatro ayuntamientos, la hostelería deberá permanecer cerrada al público y solo podrá haber reuniones de convivientes. Además, estarán cerrados perimetralmente de manera individual.

A mayores, quedan en nivel alto los municipios de Miño, Arteixo, Ponteceso y Sobrado dos Monxes, en el área de A Coruña; Cariño y Mugardos, en la de Ferrol; Guitiriz, Lourenzá y Paradela, en la de Lugo; Cambados, Ponte Caldelas y Vilanova, en la de Pontevedra; y Mos, en la de Vigo. En estos ayuntamentos, la hostelería solo podrá operar en terraza, al 50%, y la movilidad está permitida únicamente entre ellos, independientemente del área sanitaria en la que se encuentren.

En el resto de ayuntamientos, que incluye, entre otros, la totalidad de las áreas de Santiago y Ourense, la movilidad está permitida entre los distintos municipios y la hostelería podrá abrir al 30% en interiores y al 50% en exterior. Tanto en el nivel medio como en el alto, se permiten reuniones de no convivientes hasta cuatro personas y los hosteleros tienen que cerrar a las 18,00 horas.

LA TASA, EN DESCENSO

Según ha explicado durante la rueda de prensa la directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán, los índices en Galicia continúan este viernes en descenso, con un numero reproductivo por debajo de 0,8 y con un aumento en los municipios sin casos tanto en los últimos siete días como a 14.

La incidencia acumulada en el conjunto de Galicia está en los 44 casos por 100.000 habitantes a siete días y en 114 por 100.000 habitantes a 14, una «mejoría» que «se materializa en todas las áreas sanitarias».

Entre otras cosas, Carmen Durán ha destacado que ninguna área sanitaria supera los 250 casos por 100.000 habitantes a 14 días ni los 100 a siete días. De entre las grandes ciudades, los mejores resultados son los de Santiago, que tiene este viernes 22 casos por 100.000 habitantes a siete días y 68 casos a 14.

Asimismo, la directora xeral también ha mencionado los casos de Pontevedra y de A Coruña y su comarca. En el caso de la cuidad herculina, la incidencia ha pasado de 119 casos por 100.000 habitantes a 95 a siete días y de 293 a 229. La mejora se acentúa si se tiene en cuenta toda la comarca, que ha pasado de 262 casos por 100.000 habitantes a 14 días la semana pasada a 195.

Pontevedra, por su parte, consolida el descenso, con 31 casos por 100.000 habitantes a siete días, frente a los 88,9 de hace una semana. A 14 días, ha pasado de 174 a 120.

SITUACIÓN ASISTENCIAL

También en la situación asistencial de la Comunidad hay una «mejoría reseñable», según ha contado el gerente del Sergas, José Flores, durante la rueda.

En particular, se ha referido a la ocupación de camas covid, que es de 311 en hospitalización convencional, lejos de las 1.210 del pico. También la ocupación en UCI ha bajado desde las 254 que llegaron a registrarse a 89.

Esto ha traído una mejoría en los planes de contingencia de las áreas. Tanto A Coruña como Santiago, Lugo, Ourense y Vigo están en fase 1 tanto en hospitalización como en UCI, mientras que Ferrol está en fase 1 en hospitalización y en fase 2 en UCI. Pontevedra tiene fase 2 tanto para hospitalización convencional como para críticos.

Esta mejora ha permitido ir recuperando la actividad quirúrgica que había tenido que ser reprogramada. Según ha contado José Flores, entre esta semana y la próxima Galicia recuperará «el 100 por cien de la actividad en condiciones normales».

SIN SIGNOS DE ALARMA

Pasada una semana de la entrada en vigor de las medidas de incremento de movilidad, el conselleiro de Sanidade ha explicado que no se está viendo «un incremento» de la incidencia de forma general, salvo «algunas excepciones».

«No es algo que nos haga saltar las alarmas», ha dicho García Comesaña, que ha vinculado el incremento de casos en alguna área a cribados o algún «pequeño repunte».

No obstante, el conselleiro de Sanidade ha asegurado que Galicia está «todavía en una situación crítica», sobre todo atendiendo a la presencia de nuevas variantes del virus y ha pedido que la población siga cumpliendo escrupulosamente las normas.

En particular, se ha referido al cumplimiento de los aforos máximos en hostelería y a respetar la ocupación del 50 por ciento en terrazas, dado que incluso al aire libre persiste el peligro. A mayores, ha animado a las personas a «posponer las cosas que se puedan hacer más adelante», para «no tener que volver atrás».

En esta misma línea, el doctor Pedro Rascado, miembro del comité, ha recordado que «la disminución de restricciones trae como consecuencia un incremento de movilidad y más riesgo de contagios», por lo que ha pedido que no se baje la guardia.

A mayores, ha incidido en la situación que viven todavía las UCI de la comunidad y ha advertido de que es necesario «que los hospitales estén en una situación más relajada ante un posible incremento de incidencia».