Quantcast

El exdirector de Idea Miguel Ángel Serrano ve «impecable la operación» de Isofotón

El Juzgado de Instrucción número tres de Sevilla, que investiga los avales y préstamos concedidos desde la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (Idea) a la extinta empresa malagueña Isofotón, declarada en concurso de acreedores pese a toda la ayuda institucional cosechada, ha tomado este viernes declaración como investigados al exdirector general de Idea Miguel Ángel Serrano Aguilar y a la exviceconsejera de Agricultura y ex subdirectora de actuaciones singulares en empresas de la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia Eva Cano Pérez.

A tal efecto, recordemos que la juez instructora, Patricia Fernández Franco, señalaba en un auto que Idea concedió diversos avales a Isofotón pese a que la situación financiera de la empresa era «absolutamente precaria, incurriendo prácticamente en causa de disolución», con lo que consideraba que la citada agencia autonómica «debía conocer la deficitaria e irregular situación de Isofotón».

Además, señalaba supuestas «deficiencias» en materia de garantías en los avales concedidos por Idea a Isofotón, apreciando posibles delitos continuados de malversación y prevaricación, así como otro delito de falsedad en documento público.

En la investigación pesa igualmente el préstamo de casi 8,4 millones de euros concedido a Isofotón por la Sociedad para la Promoción y Reconversión Económica de Andalucía (Soprea), filial de Idea, pues según la Fiscalía, el préstamo fue concedido «con conocimiento de los incumplimientos existentes en las ayudas otorgadas con anterioridad por la agencia Idea (a Isofotón) y con la finalidad de permitir el reintegro de un préstamo anterior, incluso sin que este se realizara».

NUEVAS COMPARECENCIAS

En ese sentido, la ex subdirectora de actuaciones singulares en empresas de la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia Eva Cano Pérez ha prestado declaración como imputada durante algo menos de una hora, prestando después declaración el exdirector de Idea Miguel Ángel Serrano.

Sobre su comparecencia, Miguel Ángel Serrano ha explicado que ante la juez instructora, ha defendido que los incentivos y avales concedidos a Isofotón durante su etapa al frente de Idea fueron «impecables» en materia administrativa y jurídica, asegurando que los procedimientos fueron «respetados al cien por ciento». «No hay sombra de dudas», ha asegurado.

Del mismo modo se ha pronunciado sobre el mencionado préstamo del Soprea, que según sus palabras fue «acorde a todos los procedimientos» requeridos. «La operación fue impecable», ha defendido Miguel Ángel Serrano, condenado a seis años y medio de cárcel y 17 de inhabilitación en la sentencia de la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla por el denominado como «procedimiento específico» mediante el cual eran financiadas las subvenciones para los ERE o las ayudas directas a empresas. Dicha sentencia, eso sí, ha sido recurrida ante el Tribunal Supremo.

EL DESTINO DEL DINERO

Cosa distinta, según ha señalado Serrano, es «la finalidad» a la que Isofotón destinase los avales y fondos recibidos para superar su situación, toda vez que el que fuera presidente de la empresa, Ángel Luis Serrano Serrano, también investigado en la causa y que se hizo con el capital social de la entidad mediante una alianza entre el Grupo Affirma y Top Tec, sostiene que todo ese dinero fue destinado a «nóminas» de la plantilla y un pago a Samsung, negando que adquiriese la empresa para la mera captación de fondos públicos.

Miguel Ángel Serrano, en cualquier caso, ha defendido ante la juez instructora que los avales y el préstamo concedidos a Isofotón contaron con «todas las cautelas», señalando que la Administración estaba respaldando a una empresa que según ha recordado, «era de primer nivel». A tal efecto, ha encuadrado la quiebra final de la misma en la dura competencia del mercado chino en el sector de la fabricación de paneles solares.

Entre los múltiples investigados en esta causa figuran el exconsejero socialista de Innovación Francisco Vallejo y el exviceconsejero de Empleo Agustín Barberá, ambos condenados en la sentencia por el denominado «procedimiento específico» de financiación de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos o innecesarios; el exconsejero de Empleo Manuel Recio; el exconsejero de Economía, Innovación y Ciencia Antonio Ávila; el exviceconsejero de Innovación Jesús María Rodríguez Román; el exjefe del gabinete jurídico de la Junta Francisco del Río Muñoz o el ex presidente de la caja de ahorros El Monte (posteriormente Cajasol hasta su absorción por Caixabank) José María Bueno Lidón, así como los responsables de la extinta Isofotón.