Quantcast

Iglesias reclama que los fondos europeos sean para la mayoría social

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha considerado «imprescindible» que los fondos europeos ante la crisis del coronavirus se pongan al servicio de «las mayorías sociales» y ha apelado a acometer un cambio en la gobernanza europea, que ahora da «mucho poder» a los mercados financieros.

También ha reivindicado que las formaciones de izquierda tienen que desplegar un «cordón sanitario antifascista» ante el ascenso de formaciones de ultraderecha, citando el caso de Vox en España.

Durante su intervención por viodeconferencia en una reunión de eurodiputados de La Izquierda en el Parlamento Europeo (The Left), ha instado a defender el «cambio de rumbo» dado en la Unión Europa, pese a que es «modesto», ante la crisis del coronavirus, cuya respuesta «no puede ser la austeridad».

«Los fondos europeos están llamados a tener un papel importante y deben estar destinados a paliar las consecuencias graves de la crisis, pero también tienen que servir para orientar un cambio verde, feminista y de futuro para los jóvenes», ha apuntado.

LOS DEFENSORES DE LA AUSTERIDAD SIGUEN «AGAZAPADOS»

Las recetas económicas en la crisis de 2008 fueron, a su juicio, «muy dolorosas» para la mayoría social e insuficientes en el plano de la reactivación. De este poco, la izquierda debe apostar por consolidar política «antiausteridad» y «anticíclicas».

«No debemos soltar la presa», ha enfatizado para advertir de que «los defensores de la austeridad» siguen «agazapados» y buscarán cualquier excusa para intentar retomar sus planteamientos, que son «injustos» en lo social y ético.

En su línea habitual, ha destacado que el sistema público se ha revelado como la «red de seguridad» ante las crisis, al actuar como un «dique de contención» ante los efectos negativos y que «no se pone de perfil» ante las dificultades de la ciudadanía.

Por tanto, Iglesias ha apelado a ser «inteligentes» y trabajar conjuntamente en los cambios de la gobernanza europea. En este sentido, ha defendido también que la próxima Conferencia sobre el futuro de Europa aborde, entre otros factores, la reformas institucionales y profundización de procesos democráticos.

MOVIMIENTO ANTIFASCISTA

Finalmente, ha asegurado que ante el ascenso de la ultraderecha, la izquierda debe ser siendo un «referente fundamental del antifascismo», dado que en España PP y Cs han abierto las puertas a Vox en determinados ayuntamientos y comunidades autónomas.

«No se puede consentir que esta gente esté en las instituciones (…) Necesitamos impulsar un cordón antifascista en las instituciones. Europa tiene que tener la memoria suficiente para saber que, cuando se abre la puerta a las nuevas fuerzas de ultraderecha, se abre la puerta al terror y a lo peor de nuestra historia», ha zanjado el también líder de Podemos.