Quantcast

El detenido por matar a su exmujer en Torrejón pasará a disposición judicial

El hombre detenido ayer en Torrejón de Ardoz por presuntamente matar a su expareja, Mari Carmen M.V., en el bloque de viviendas donde trabajaba como conserje y limpiadora pasará previsiblemente mañana jueves por la mañana a disposición judicial, han indicado fuentes policiales.

El arrestado, Julián P.A., de 48 años y nacionalidad española, ha dormido esta noche en los calabozos de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid. Se desconoce si ya ha sido interrogado y si ha reconocido los hechos. El supuesto asesino no tenía antecedentes ni órdenes de alejamiento en vigor.

Los hechos ocurrieron sobre las 10 de la mañana de este lunes cuando a través del 091 se recibió una llamada que informaba de una mujer herida por arma blanca estaba malherida en el rellano de la escalera del cuarto piso de un edificio situado en el número 86 de la avenida Constitución de Torrejón de Ardoz.

Los sanitarios del Summa-112 llegaron al lugar pero solo pudieron certificar la muerte de la víctima de violencia de género, una mujer de 46 años, que estaba desangrada y sin posibilidad de reanimación, ha indicado un portavoz de Emergencias Comunidad de Madrid.

Los agentes de seguridad ciudadana han acordonado el lugar para que se pudiera prestar correctamente la asistencia sanitaria y proteger la escena del delito. Allí, han comprobado que la difunta, Mari Carmen, trabajaba en varios portales de la zona donde fue asesinada realizando tareas de conserje, mantenimiento y limpieza.

De hecho, era muy apreciada por los vecinos, que la han homenajeado con un fuerte aplauso cuando a las 14 horas ha salido su cuerpo tras el levantamiento judicial. «Era muy servicial y te echaba una mano para lo necesitabas. Era muy maja, muy maja. No tenía pereza para nada. Se va una persona buenísima y es una pena», ha afirmado Victoria, una vecina.

La Policía ha detenido al presunto autor de los hechos cerca del conocido Parque Europa, a unos minutos andando del lugar. Iba a entregarse a la comisaría de Policía. Entonces, le han colocado sobres protectores en las manos del arrestado para preservar pruebas del presunto homicidio, ya que podría tener heridas defensivas provocadas por la víctima.

Por otro lado, integrantes de Policía Científica realizaron ayer una inspección ocular técnico policial junto con agentes del Grupo V de Homicidios que se han hecho cargo de la investigación. Están analizando el cuchillo de grandes dimensiones y con el mango partido que el autor dejó en el lugar del crimen.

El detenido no tiene antecedentes ni ninguna medida de alejamiento sobre su expareja. La mujer no había informado ni denunciado ningún episodio de malos tratos en el Punto Municipal de Violencia de Género y no había ningún expediente sobre ella, han indicado fuentes municipales.

Víctima y presunto asesino estamos empadronados en Torrejón de Ardoz, en dos domicilios diferentes aunque cercanos. Ambos estaban separados y tenían dos hijos en común, uno de 21 y otro de 17 años. El primero vivía con la madre en la misma avenida de la Constitución y el segundo con el padre. La misma vecina ha explicado que la separación de su marido había sido «bastante mala y un poquito dura» y que su exesposo «no le pasaba pensión».

En caso de confirmarse como un nuevo caso mortal de violencia de género, sería el tercer asesinato machista en la región este año y el cuarto en toda España, en lo que va de año. En Torrejón sería el segundo crimen machista en poco más de dos meses, tras el ocurrido el día de Nochevieja.