Quantcast

CCOO y los MIR exigen mejoras formativas y laborales para el personal residente

La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO (FSS-CCOO) y la Asociación MIR España han exigido equiparar las condiciones laborales y retributivas del personal en formación sanitaria especializada.

«Creemos que la situación formativa y laboral de los MIR en España tiene que cambiar, actualizarse y llegar al siglo XXI. Muchas de las carencias de los MIR se han hecho aún más patentes con la pandemia», ha lamentado este miércoles en rueda de prensa el presidente de Asociación MIR España, Luis Tejedor.

Sobre las propuestas concretas, su vicepresidente, Alex Mayer, ha explicado que en el bloque formativo «hay mucho margen de mejora». «Tenemos que mejorar el ratio máximo de residentes por especialista porque en muchos sitios el exceso de residentes va en detrimento de su formación y, por tanto, de la atención al paciente», ha avanzado.

De la misma forma, reclaman una «cantidad mínima de horas semanales que se deba dedicar a formación académica no práctica»: «Porque en la actualidad nos vemos haciendo labor asistencial que nos impide una formación adecuada y esta formación es a costa de horas libres». Los MIR reclaman «limitar el número máximo de guardias, mejoras en el cumplimiento de rotaciones externas u obligatorias» y que se cuente con representantes de los residentes elegidos por los comités de empresa en el Ámbito de Negociación del Sistema Nacional de Salud (SNS).

En asuntos laborales, los MIR ven, igualmente, «muchas deficiencias y desigualdades entre las comunidades autónomas». «Un primer punto básico es establecer espacios de descanso digno, no lo eran previamente a la pandemia y ahora mucho menos. Hay habitaciones de ocho o diez residentes en literas», ha denunciado.

Dentro de este apartado, también instan a fijar una jornada laboral de 35 horas a nivel estatal y que después de una jornada de 24 horas se fije un descanso mínimo de 12 horas. «Se ha de asegurar el descanso mínimo de 36 horas o proponer algún sistema de compensación», ha precisado Mayer.

Por último, piden «actualizar» sus sueldos, que tienen actualmente una base «aproximadamente de 1.900 euros mensuales». «Nuestro sueldo está regulado por decreto de 2006 con actualizaciones desiguales según la comunidad autónoma, deben actualizarse estos sueldos», ha esgrimido Mayer. Concretamente, el secretario general de la FSS-CCOO, Antonio Cabrera, ha precisado que se debe fijar un mínimo «en torno a 28.000 euros anuales para asegurar condiciones retributivas dignas».

«Lo que se persigue con este acuerdo es dotar de la mayor calidad posible a nuestro sistema de formación, que es la joya de la corona. Hemos presumido de que la formación especializada es la mejor del mundo, pero la realidad demuestra que tiene muchas carencias hoy en día. Hoy los MIR son mano de obra barata, no puede ser. Hemos ido empeorando muchísimo las condiciones del personal y no hemos puesto en valor a nuestros profesionales», ha criticado Cabrera, quien ve «urgente» modificar el «anacrónico» estatuto del personal residente.

La organización sindical ha anunciado que enviará este mismo miércoles una carta al director general de Ordenación Profesional, Vicenç Martínez, para exigir una reunión conjunta en el que se debata la posibilidad de crear un grupo de trabajo que analice sus condiciones laborales y retributivas de este personal. «Hemos tenido contactos bilaterales con el director de Ordenación Profesional y parece que hay buena acogida», ha aplaudido.

En este mismo sentido, Cabrera ha reclamado la convocatoria de un Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) para que «las CCAA asuman los acuerdos que les tienen que comprometer». «Tenemos un SNS descentralizado, pero eso no quita que el Gobierno tenga competencias para establecer unas mínimas condiciones», ha resaltado.

Los MIR y el sindicato también reivindican la necesidad de que el personal residente tenga «una voz propia en la negociación». «No se les puede excluir. Pedimos al Ministerio que regule la participación de este personal en las negociaciones que les afecten. Todas estas son propuestas asumibles, no es la quiebra del sistema ni mucho menos, pero requiere compromisos políticos concretos y en espacio de tiempo corto. No podemos seguir retrasando la negociación. Deberíamos tener un acuerdo antes de la incorporación de los nuevos MIR», ha remachado Cabrera.