Quantcast

Murcia autoriza la reapertura del interior de la hostelería limitada al 30%

El Comité de Seguimiento del Covid-19 en la Región ha acordado la apertura del interior de la restauración y hostelería en 37 municipios de la Región (en todos menos en los ocho en los que permanece el nivel de riesgo extremo) con un aforo máximo del 30%, manteniendo la prohibición del consumo en barras y limitando la ocupación de las mesas a un máximo de dos personas salvo convivientes.

Esta decisión se toma ante el «riesgo evidente que suponen las nuevas variantes del Covid», y vistas las recomendaciones de todos los expertos en la materia. Por todo ello, el Comité Covid ha optado por una reapertura «gradual» de las actividades y de los aforos permitidos.

En lo que respecta a las terrazas y exteriores, la Consejería permite el 100% del aforo en toda la Región y una ocupación máxima de cuatro no convivientes por mesa. Estas medidas, entrarán en vigor este miércoles mediante su publicación en el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM).

Así lo ha hecho saber el consejero de Salud, Juan José Pedreño, quien ha comparecido en rueda de prensa junto con el portavoz técnico del Comité de Seguimiento Covid-19, Jaime Pérez, para dar cuenta de la situación actual y la evolución de los casos con motivo de la pandemia, así como de los acuerdos adoptados para hacerle frente.

En el escenario actual, a la vista de las medidas tomadas en la semana epidemiológica precedente, el Comité Covid de este lunes, a la luz de las propuestas de Salud Pública, del Servicio de Epidemiología y del Servicio Murciano de Salud (SMS), ha acordado que la Región salga de la fase 2 del nivel de riesgo asistencial y vuelva a la fase 1 que se abandonó en diciembre.

Esta decisión se toma, según describe el documento técnico, al registrar una ocupación alta de los dispositivos asistenciales por personas afectadas por Covid-19 pero que pemrite mantener una atención asistencial normalizada respecto al resto de patologías. Así, se ha vuelto a iniciar la actividad quirúrgica y de las consultas.

En cuanto al nivel de alerta municipal, ocho municipios están en nivel de alerta extremo. Se trata, en concreto, de Alhama de Murcia y Ulea, que se mantienen una semana más en esta situación para consolidar su mejoría. Asimismo, se incorporan a este nivel extremo Abarán, Caravaca de la Cruz, Ceutí, Fuente Álamo, Puerto Lumbreras y Torre Pacheco debido a un aumento por encima del 80% de su tasa de incidencia a los siete días. «En el momento en el que comprobamos ese aumento porcentual en algún territorio o municipio, aplicamos el nivel extremo para eviitar la propagación de casos», ha precisado.

Otros siete municipios están en nivel de alerta muy alto. En concreto San Pedro del Pinatar, Albudeite, Cieza y Librilla, a los que se suman Cehegín, San Javier y Yecla (estos tres últimos por subir al 40% el número de casos en la última semana).

En un nivel de alerta medio-alto se encuentran 12 municipios: Beniel, Archena, Villanueva del Río Segura, Mula, Lorca, Santomera, Totana, Calasparra, Águilas, Abanilla, Murcia y Ricote.

Los 18 municipios restantes están con un nivel de alerta bajo: Los Alcázares, Las Torres de Cotillas, Fortuna, Jumilla, Alcantarilla, Cartagena, La Unión, Alguazas, Campos del Río, Mazarrón, Bullas, Lorquí, Moratalla, Molina de Segura, pliego, Blanca, Aledo y Ojós.

Así, se mantiene una semana más la restricción de movilidad regional y el toque de queda a las 22.00 horas en toda la Comunidad, así como el cierre perimetral en los ocho municipios de riesgo extremo.

UNA SITUACIÓN «ESTABLE»

Pedreño ha confirmado que la Región comienza el mes de marzo en una situación «estable» que recuerda a la de principios del pasado mes de diciembre, y la situación sigue mejorando su situación y consolidando la tendencia a la baja en el número de contagios observada en la semana anterior.

Además, la Región reduce una semana más la tasa de incidencia media, esta vez de un 30% con respecto a la semana anterior. Además, la Comunidad mantiene una de las tasas más bajas a nivel nacional, tanto en 14 días (102,6 por cada 100.000 habitantes) como en la de siete días (42,8), según el último informe ministerial publicado, muy por debajo de las medias nacionales.

Asimismo, Pedreño ha valorado que sigue mejorando la presión asistencial en los hospitales, y bajan los porcentajes de ocupación tanto en camas hospitalarias como en las UCI. No obstante, ha advertido que «seguimos tendiendo 80 camas de UCI ocupadas por Covid a día de hoy, lo que supone aún un riesgo elevado». Los centros de salud también han mejorado su presión asistencial, lo que hace que la Consejería tenga «optimismo» de cara a la labor que deben de desarrollar.

Ante este escenario, el consejero insta a no obviar el análisis de la práctica totalidad de los organismos internacionales, de la comunidad científica y de los expertos, que predicen una cuarta oleada motivada por la aparición de nuevas variantes del virus que serían más contagiosas.

«Las grandes potencias europeas están endureciendo sus medidas ante el riesgo evidente de esa cuarta oleada y, por ello, debemos insistir en que la notable mejoría de las cifras no puede llevarnos a una relajación de la ciudadanía en el cumplimiento de las medidas», ha aseverado.

A su juicio, «no debemos tirar por tirar el enorme sacrificio que está haciendo la sociedad murciana» y, por tanto, sostiene que no podemos hacer «una desescalada rápida basada en el aparente control de la situación que nos ofrecen las cifras de la última semana epidemiológica».

Pedreño ha recordado que el BORM publicó el sábado la posibilidad de visitas de familiares a centros residenciales de personas mayores y de personas discapacitadas salvo que el municipio esté en riesgo extremo. Se trata, añade, de centros que siguen una semana más sin ningún caso positivo, «sin duda gracias a la vacunación de residentes y trabajadores».

Ha afirmado que la vacunación progresa aumentando el número de colectivos. Por ejemplo, este martes va a comenzar con los grandes dependientes a domicilio. Según el último informe ministerial de vacunación, la Región registra un 80,5% de vacunación, estando por encima de la media nacional, con 123.549 vacunas administradas (50.367 personas ya con la doble pauta, inmunizadas con las dos dosis»).