Quantcast

El mercado negro de gases fluorados podría haber introducido 31 millones de toneladas de CO2 en la UE en 2019

El mercado ilegal de gases refrigerantes podría haber introducido hasta un máximo de 31 millones de toneladas equivalentes de CO2 por las fronteras de la UE en 2019, según datos del sector, que destaca que así se sigue eludiendo el sistema de cuotas vigente desde 2015, que pretende reducir progresivamente los hidrofluorocarbonos (HFC), que tienen efectos importantes en el clima y financian el crimen organizado.

Oxera Consulting LLP -consultora especializada en competencia, finanzas y regulación- ha recopilado nuevos datos que han sido analizados por el Comité Técnico Europeo de Fluorocarbonos (EFCTC), un grupo sectorial del CEFIC (Consejo Europeo de la Industria Química).

Con estos datos de 2019, entre 2018 y ese año, hasta 73 millones de toneladas equivalentes de CO2 podrían haber entrado de contrabando en el mercado único europeo, lo que equivale a las emisiones anuales de más de 55 millones de coches, una quinta parte de todos los que circulan por las carreteras europeas.

En un comunicado, EFCTC subraya que este mercado negro «socava los objetivos climáticos de la UE, financia la delincuencia organizada y amenaza a las pequeñas y medianas empresas de toda la UE que han invertido recursos y esfuerzos para cumplir la ley y suministrarrefrigerantes legítimos.

El pasado mes de enero se produjo una nueva reducción de la cuota de importación de HFC del 63% al 45%, en comparación con el nivel de 2015. Esto significa que una gran cantidad de gases se retirará del mercado legítimo durante este año, creando nuevas oportunidades para que los contrabandistas intenten colocar producto ilegal, añade el grupo.

Además, considera que, en el peor de los casos, si la demanda de HFC se mantiene al mismo nivel y no se mejora en la aplicación de la ley, este gran mercado negro podría duplicar su tamaño.

El director general de Fluorochemichals EMEA de Chemours y presidente del área de Datos e Investigación del Comité Técnico Europeo de Flurocarbonos (EFCTC), Murli Sukhwani, destacó que se ha identificado «una importante discrepancia entre los volúmenes de exportación notificados por China y los volúmenes de importación notificados por la UE».

«Esta discrepancia de datos ha disminuido ligeramente de 2018 a 2019, pero las exportaciones de China a los países vecinos de la UE aumentaron un 17% en el mismo periodo. Incluso teniendo en cuenta el crecimiento del mercado, en la UE podrían entrar de manera ilegal hasta 23 millones de CO2eqT de exceso de importaciones de HFC», añadió.

«UN GRAN DESAFÍO».

Por su parte, el director general de la Oficina Europa de Lucha contra el Fraude (OLAF), Ville Itälä, subrayó que el mercado negro «sigue siendo un gran desafío».

«En 2020 se produjeron las mayores incautaciones de HFC ilegales de la historia. En los momentos de mayor actividad, alertamos a los Estados miembros de envíos ilegales a diario. Cuando se detienen cargamentos ilícitos, a menudo observamos una disminución de la actividad ilegal en ese Estado miembro, ya que los contrabandistas se ven obligados a utilizar diferentes rutas», añadió.