Quantcast

Femsa registra pérdidas superiores a los 77 millones en 2020 por la pandemia

El conglomerado Fomento Económico Mexicano (Femsa) se anotó unas pérdidas netas atribuidas de 1.930 millones de pesos mexicanos (77,5 millones de euros) en el ejercicio de 2020, frente al beneficio de 20.699 millones de pesos (831 millones de euros) del año precedente, tras el impacto de las restricciones de movilidad impuestas por la contingencia sanitaria de Covid-19 en los negocios minoristas de la compañía.

El director general de Femsa, Eduardo Padilla, ha indicado que el rendimiento de las tiendas Oxxo y Oxxo Gas registró el impacto de la nueva ola de contagios, así como de nuevas variantes del virus, lo que repercutió sobre la movilidad de los consumidores y, consecuentemente, en el rendimiento del negocio.

No obstante, Padilla ha explicado que esto fue compensado en parte por el buen rendimiento de otras unidades, como la división de salud o por la ‘joint venture’ Coca-Cola Femsa.

La cifra de negocio de Femsa en 2020 se situó en los 492.966 millones de pesos mexicanos (19.820,7 millones de euros), un 2,7% menos; con unos costes de ventas de 303.313 millones de pesos (12.195,3 millones de euros), un 1% menos. De este modo, el resultado bruto del grupo alcanzó los 189.653 millones de pesos (7.623,3 millones de euros), un 1% menos.

El área de negocios de proximidad registró unos ingresos totales de 181.277 millones de pesos (7.289,2 millones de euros), un 1,9% menos. Las ventas comparables de las tiendas de Oxxo disminuyeron un promedio de 5,4%, debido a la reducción del tráfico de clientes del 16,8%, parcialmente compensado por un incremento del 13,7% en el ticket promedio.

Al cierre del cuarto trimestre, el número de tiendas Oxxo del grupo ascendía hasta los 19.566 establecimientos, 236 más que el año anterior.

La división de salud facturó un 10,6% más, hasta 65.172 millones de pesos (2.620,5 millones de euros); el negocio de combustibles se anotó unas ventas de 34.292 millones de pesos (1.379,1 millones de euros), un 28,3% menos. Por su parte, los ingresos de Coca-Cola Femsa se redujeron un 5,6%, con 183.615 millones de pesos (7.386,8 millones de euros).

En el cuarto trimestre del año, los ingresos totales del grupo ascendieron hasta los 130.329 millones de pesos (5.247,9 millones de euros), un 1,5% menos que el año anterior; mientras que las pérdidas netas atribuidas se situaron en los 1.245 millones de pesos (50,1 millones de euros), frente a las ganancias de 4.792 millones de pesos (192,3 millones de euros) del mismo periodo del 2019.

El director general del grupo ha explicado que de cara al futuro todavía persiste la incertidumbre en el corto plazo, aunque confía en anticipar una eventual recuperación, apoyada en las campañas de vacunación y un menor impacto de la pandemia.

«Nuevamente planeamos crecer en todas nuestras operaciones, y somos optimistas de su potencial de largo plazo, apalancando las fortalezas que encontramos en 2020 en nosotros mismos y sobre todo, en nuestra empresa», ha apostillado.