Quantcast

Hoteleros esperan que se concrete fondo de 11.000 millones

El presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Jorge Marichal, ha pedido este jueves al Gobierno central que concrete el fondo de ayudas de 11.000 millones anunciado este miércoles por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pues aún no se sabe «de qué se trata» y no tiene «ni nombres ni apellidos».

En una intervención ante el ‘Foro Dircom: Turismo y Comunicación’, ha insistido en «poner al turismo en el lugar en que se merece» porque en los centros de decisión política «hay falta de conciencia» sobre el valor del subsector turismo «y los recursos se van a otro sitio».

En su opinión, «es una pena y una vergüenza» el papel que otorga desde los poderes políticos al turismo, poniendo como ejemplo planes de ayuda por importe de 700 millones para sectores con menor aportación al PIB español que el turismo.

«No se nos ningunea pero nos dan una importancia por debajo de la importancia que tenemos, es una pena que haya llegado el covid para conocer qué es el turismo y su importancia en la economía española», ha destacado.

Marichal ha apuntado que «el turismo siempre ha funcionado solo y los empresarios han tirado para adelante poniendo recursos» para sacar adelante sus proyectos y después la administración «pasa el calderito» con la recaudación de impuestos «y haciendo dejación de funciones» en el mantenimiento de las urbanizaciones, por ejemplo, pues «cobran el IBI» aunque no esté construido el edificio.

El también titular de la patronal tinerfeña Ashotel ha comentado que «ahora se han dado a cuenta» de que «a veces se para el turismo» por lo que ha avanzado que «o se meten de verdad y apoyan o no van a poder salir ellos, es así de claro y rotundo».

«Hemos importado muy poco», ha comentado, de ahí que haya defendido que toca alinear lo «público y privado» para tratar de reflotar el turismo porque «el dinero no lo fabrican ellos». «Es necesario que trabajemos conjuntamente», ha indicado.

El director general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Manuel Butler, ha apuntado que la llegada de la pandemia ha «acelerado» el paso del turismo a la «adultez», con cambios de debates incluidos, pues en 2019 se hablaba mucho de la «turismofobia» y ahora se entiende que el turismo es un «fenómeno social» cuyo impacto debe ser medido.

En esa línea, ha indicado que no hay que hablar solo de variables económicas o el medio ambiente ya que el turismo se ha complicado y hay que buscar productos de «más valor añadido» y no solo el tradicional ‘sol y playa’.

PONER AL TURISMO EN LA AGENDA NACIONAL

Así, ha comentado que «el gran reto» es poner al turismo en la «agenda nacional», como ya lo estuvo cuando España estaba en vías de desarrollo, porque es un subsector «trasversal y que parece que va solo», pero «ya no es así» y hace falta colaboración público-privada y tener una «relación muy estrecha».

Según Butler, se abren ahora «dos años clave» para el turismo porque «el mundo ha cambiado muchísimo» con la digitalización y cuando acaben los ERTE y los ERE, «habrá trabajos que no van a existir» de ahí que las empresas turísticas deban orientarse a la «captación de talento».

María Umbert, directora de comunicación corporativa de Meliá, ha coincidido con Marichal en que «es una pena» que la pandemia haya hecho aumentar «la importancia del turismo para la sociedad y el empleo».

De hecho, ha señalado que en Palma de Mallorca se ha pasado de «pintadas contra el turismo» a una «unión total» de agentes políticos, económicos y sociales con plataformas que reivindican vacunas para que haya temporada de verano. «Ha habido un cambio de 360ºC», ha indicado.

Miguel Villarroya, director general de Spring Hotels, ha apuntado que la colaboración publico-privada «ha llegado ahora porque si no hay destino no hay nada» y eso obliga a todas las partes a ponerse de acuerdo. «El destino lo construimos todos», ha apuntado.