Quantcast

Un estudio concluye que se pueden emplear corazones de donantes mayores para jóvenes

Un estudio realizado por cardiólogos y expertos en trasplante de dieciséis hospitales españoles ha concluido que la edad del donante y el receptor es un factor pronóstico relevante en la supervivencia del trasplante cardíaco, así como también un factor predictor de la mortalidad en este tipo de pacientes y trasplantes.

En concreto, los resultados de este estudio muestran que, aunque la combinación entre un donante joven y un receptor joven (por debajo de los 65 años) en los trasplantes de corazón tienen una mayor mediana de supervivencia, la combinación entre donante mayor y receptor joven no tiene una peor supervivencia. Por tanto, se puede aumentar el grupo de donantes disponibles, al conocer que la utilización de un corazón de un donante mayor para un receptor joven no supone una mayor mortalidad postrasplante.

La investigación es fruto de un análisis retrospectivo del Registro Español de Trasplante Cardíaco de los trasplantes realizados en España entre 1993 y 2017, y se llevó a cabo con el objetivo de comparar la supervivencia de los pacientes trasplantados de corazón según la combinación de edades entre el donante y el receptor, obteniendo igualmente así el impacto en la mortalidad.

En ella han participado profesionales del Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia, el Hospital Marqués de Valdecilla de Santander, el Complejo Hospitalario de A Coruña, los hospitales Puerta de Hierro de Majadahonda, Doce de Octubre y Gregorio Marañón de Madrid, el Hospital Reina Sofía de Córdoba, el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, los hospitales de Bellvitge, de Santa Creu i Sant Pau y Hospital Cliínic y Provincial de Barcelona, el Hospital Universitario Central de Asturias, la Clínica Universitaria de Navarra, el Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza, el Hospital Clínico Universitario de Valladolid y el Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia.

Este estudio se ha presentado en el 6º Congreso de la Sociedad Española de Trasplante (SET), el mayor encuentro sobre la actividad de trasplante de órganos que tiene lugar en nuestro país y que se celebró del 12 al 14 de febrero.

El análisis incluyó a todos los trasplantes cardíacos de personas adultas realizados en España entre 1993 y 2017, excluyendo los trasplantes pediátricos, los retrasplantes y los trasplantes combinados. Se consideraron cuatro grupos de combinación diferentes entre donante de menos de 50 años para receptor de menos de 65 años, donante de menos de 50 años para receptor de más de 65 años, donante de más de 50 años para receptor de más de 65 años, y donante de más de 50 años para receptor de menos de 65 años.

El grupo más frecuente fue el de donante joven para receptor joven, que alcanzó la mayor mediana de supervivencia, situada en 12,1 años, mientras que la menor mediana de supervivencia fue para el grupo entre donante mayor y receptor mayor, situada en 7,5 años.

El resto de combinación de edades donante/receptor tuvo peor supervivencia, pero se ha comprobado que no existen diferencias significativas en la supervivencia entre la combinación donante-receptor mayor-joven y la de joven-joven. Esto puede hacer que se considere adecuados a los donantes de 55 años o más incluso para receptores jóvenes, sin que esto sea un predictor de peor supervivencia, lo que puede permitir ampliar de forma significativa el grupo de donantes disponibles para trasplante cardíaco.

Por todo ello, los autores del estudio concluyeron que la combinación de edades donante-receptor posee serias implicaciones en el pronóstico del trasplante de corazón que deben ser conocidas por los pacientes y los profesionales sanitarios a la hora de aceptar un órgano para la realización de este tipo de trasplantes.