Quantcast

El Congreso rechaza la agencia independiente para la gestión de fondos europeos

El Pleno del Congreso ha rechazado este jueves la agencia independiente con la que Ciudadanos buscaba enmendar el proyecto de ley que regula la gobernanza y la gestión de los fondos europeos e impulsa cambios normativos en la Administración para facilitar la ejecución de estos recursos.

Esta propuesta, articulada en una enmienda a la totalidad de texto alternativo, ha sido respaldada por el PP, UPN y Foro Asturias. Unos apoyos insuficientes frente al rechazo del PSOE, Vox, Unidas Podemos, Esquerra Republicana, el PNV, EH-Bildu, Junts, el PDeCAT, Más País-Equo, la CUP, Compromís, Nueva Canarias, Coalición Canaria, Teruel Existe, el PRC y el BNG.

La regulación de fondos europeos se encuentra en vigor desde la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del decreto ley aprobado por el Gobierno en diciembre. Sin embargo, tras su convalidación en el Congreso –por la mínima, ya que se salvó de su derogación por la abstención de Vox–, la Cámara acordó tramitarlo como proyecto de ley. Superado el debate de totalidad, la norma será sometida a las enmiendas parciales que presenten los grupos.

Cs ANTICIPA QUE ESPAÑA SERÁ «EL HAZMERREÍR DE EUROPA»

En su defensa de la enmienda, el portavoz adjunto de los ‘naranjas’ Edmundo Bal ha implorado a la Cámara a aceptar, ahora o más adelante en el plazo de enmiendas parciales, su propuesta de agencia independiente para «no convertir al país en el hazmerreír de Europa». Y es que, a su juicio, hay una «sospecha racional» de que estos fondos «se van a gastar sin control».

Asimismo, ha destacado cómo la llegada de estos recursos ha aflorado «un lobby» de servicios de consultoría para acceder a los proyectos «que ofrece» como credenciales a ex altos cargos del PSOE y el PP, como el exministro Pepe Blanco, o Elena Valenciano, Antonio Hernando o Alfonso Alonso. «Para pactar los Presupuestos y salvar las vidas, no, pero para la pasta y los sillones qué fácil se ponen de acuerdo», ha ironizado Bal.

Pedro Casares, portavoz económico del PSOE, se ha preguntado si la propuesta «es una excusa» para que se hable de Cs «cuando nadie más habla» y ha lamentado que, para criticar al Gobierno, en esa formación «arremeten contra la Administración y los empleados públicos». Además, ha señalado que, por comparar en otros países, los fondos en Francia son gestionados por el Ministerio de Economía con el seguimiento y supervisión del primer ministro.

EL PP RECELA DE LOS CONSORCIOS PÚBLICOS Y LAS SOCIEDADES MIXTAS

Por el PP, Miguel Ángel Castellón ha celebrado la propuesta de Cs, avanzando que el PP también impulsará una ley con su propuesta para esta autoridad independiente. También ha lamentado que la regulación propicie más consorcios públicos y sociedades mixtas «donde se eligen de manera no concurrente a las empresas que se benefician de las ayudas públicas».

Vox ha justificado su rechazo argumentando que la propuesta de Cs «pone en riesgo» la llegada de los fondos, al retrasarlos y aceptar «que siga siendo el Gobierno el encargado de aprobar el Plan de Recuperación». Por ello, su portavoz, Iván Espinosa de los Monteros, ha defendido que sea el Congreso el que refrende el plan y ha avanzado que buscará asegurar que los proyectos no se dirigen a «terceros países», no propicie la inmigración, se elimine «la ideología de género», y que el 80% de los recursos acaben en pymes y autónomos.

«¿SEGURO QUE ESE CONSTRUCTO EVITARÁ COMPADREOS Y CHORICEOS?»

Por Unidas Podemos, Pedro Antonio Honrubia ha pedido a Cs que «dejen de poner palos en las ruedas» al Gobierno pues, aun reconociendo «algunas dudas» sobre la transparencia, el reparto de los fondos, y su acceso por parte de pymes y autónomos, considera que «ningún Gobierno que se respete a sí mismo va a permitir que le impongan trabas o problemas» para la gobernanza de «una de las políticas más importantes», la de los recursos de los fondos anticrisis.

«¿Seguro que este constructo suyo evitará compadreos y choriceos?», le ha preguntado Joan Capdevila (ERC) a Bal, señalando la ausencia de detalle del régimen jurídico o la adopción de decisiones de la agencia propuesta, mientras que Ferrán Bel, del PDeCAT, le afeaba que lo de dar más papel a las comunidades en la propuesta de Cs «no cuela ni entre sus propios asociados». «Y cuando una agencia se tiene que denominar como independiente, es que no lo es», ha advertido.

A NC LE GUSTA EL MODELO ‘PERTE’, UPN PREVÉ UN «CHIRINGUITO» DEL PSOE

El PNV, a través de Idoia Sagastizabal, ha destacado cómo Cs plantea «como panacea» esa agencia, pero lo ve más bien como un «‘totum revolutum'», mientras que la CUP sigue viendo la propuesta de gestión «centralizadora y ‘proIbex'», según ha señalado Albert Botrán. Joan Baldoví, de Compromís, ha defendido que la gestión de los fondos lleve aparejado una contratación sin límite de empleados públicos para comunidades por debajo de la media, ante un mayor riesgo de inejecución en estas autonomías.

Pedro Quevedo (NC), ha elogiado el modelo de gestión de los Pertes (proyectos estratégicos para la recuperación y transformación económica), y espera que «se extienda al funcionamiento general de las administraciones), mientras que Carlos García Adandero (UPN) ve el modelo de gestión como «el chiringuito» para que «una vez más el PSOE decida quién tiene el dinero».