Quantcast

Sordo ve «fundamental» la política de contención de precios de alquiler para disminuir la pobreza

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha afirmado que ve «fundamental» la política orientada a la contención de precios del alquiler para disminuir las situaciones de pobreza y exclusión, según ha señalado este miércoles durante la presentación de su informe ‘La vivienda en alquiler en España. Por el derecho a una vivienda adecuada, digna y asequible para la mayoría’.

No obstante, ha dejado claro que «no es una dicotomía». «No es o medidas fiscales o medidas para ampliar el parque de vivienda en alquiler o limitar los precios de los alquileres, son todas las medidas y alguna más», ha explicado.

«Solo con incrementar el parque de viviendas en alquiler no se va a provocar una caída drástica en los precios de alquiler, lo que no quiere decir que no haya que aumentar el parque de vivienda en alquiler», según Sordo, que espera que el Gobierno ponga en marcha un paquete ambicioso para garantizar el acceso a la vivienda a la mayoría de la población.

Asimismo, ha pedido aprovechar los fondos de la Unión Europea para que los procesos de rehabilitación vayan relacionados con programas públicos y para que estas viviendas salgan al alquiler bajo precios sociales.

Desde su punto de vista, la limitación de los precios debe hacerse estableciendo una segregación de datos y comprobando los barrios en los que están tensionados para compararlos con los datos que existen de los ingresos de la gente que está censada en esas zonas.

No obstante, cree que no debe ser una tasación estática y que se debe ir regulando para que no se pague por los alquileres más del 25% de los salarios registrados en esos barrios.

Según el informe presentado por CCOO, el 41% de los inquilinos en España soporta un alquiler excesivo. De hecho, apunta que tres millones de inquilinos (41%) dedican más del 30% de sus ingresos al alquiler.

Para CCOO, este esfuerzo que realizan es «excesivo» y supera el máximo razonable según los criterios de solvencia y capacidad de pago.

Casi un 60% de la gente que reside de alquiler en España destina como máximo el 30% de sus ingresos a pagar el alquiler, el 22% dedica entre el 30% y el 50% y el 19% destina más del 50%.

Además, pone de relieve que el 51% de los arrendadores gana más de 40.000 euros al año, por lo que su riesgo de pobreza es «muy inferior». En el caso de los inquilinos, según el sindicato, dos de cada tres con alquileres excesivos está en riesgo de pobreza y exclusión.

CCOO recuerda además que el 84% de los 1,9 millones de inquilinos de hogares no ingresan más de 14.000 euros al año y destina un porcentaje excesivo de sus ingresos a pagar el alquiler. De hecho, el 23% de estos destina entre el 30% y el 50% y el 61% más del 50% de sus ingresos.

La organización sindical ha alertado de que dos de cada tres inquilinos que soportan alquileres excesivos además se encuentran en una situación de alta vulnerabilidad.

Por regiones, del estudio se desprende que los alquileres más excesivos de dan, sobre todo, en Cataluña, Madrid, Andalucía y Comunidad Valenciana. No obstante, es en el País Vasco (65%), Canarias (60%), Madrid (56%) y Asturias (53%) donde la mayoría de los inquilinos soportan un esfuerzo excesivo para pagar sus rentas.