Quantcast

Gobierno Vasco presenta en el Parlamento la reforma de la Ley de Igualdad

El Gobierno Vasco ha presentado este miércoles en el Parlamento Vasco la reforma de la Ley de Igualdad entre Mujeres y Hombres, que se está tramitando en la Cámara vasca y que, entre otros aspectos, incluirá nuevas ayudas para hijos huérfanos a consecuencia de la violencia machista y para víctimas que no hayan percibido las indemnizaciones previstas.

La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, ha comparecido este miércoles, a petición propia, ante la Comisión de Derechos Humanos, Igualdad y Justicia del Parlamento Vasco para presentar el proyecto de ley de segunda modificación de la Ley para la Igualdad de Mujeres y Hombres.

El proyecto de modificación de la actual Ley de Igualdad fue aprobado inicialmente el 28 de enero del año 2020 por el Gobierno Vasco, aunque la ley no llegó a ver la luz debido al final anticipado de la legislatura. Por ese motivo, el Ejecutivo autonómico ha tenido que volver a aprobar el proyecto en el Consejo de Gobierno del pasado 17 de noviembre.

La consejera de Igualdad, Beatriz Artolazabal, ha destacado que, si bien Euskadi ha avanzado en materia de igualdad, con esta reforma se quiere «seguir haciéndolo». «Porque miramos al futuro y queremos un futuro mejor, más igualitario, para las nuevas generaciones», ha indicado.

VOLUNTAD POLÍTICA

Asimismo, ha agradecido a los grupos parlamentarios la «voluntad política» que han mostrado para avanzar en «promover y garantizar la igualdad de oportunidades y el empoderamiento de las mujeres con la lucha contra la violencia machista», que es «uno de los objetivos principales de la ley».

Una de las novedades del proyecto de Ley está en que, además de a las mujeres, adolescentes y niñas que sufren en primera persona las conductas violentas por motivos de género, la ley considera expresamente como víctimas y supervivientes de la violencia machista a las niñas, niños y adolescentes y otras personas dependientes que convivan en un entorno en el que se ejerza dicha violencia. En este sentido, la norma crea una nueva ayuda para hijas e hijos huérfanos como consecuencia de la violencia machista.

Además, la nueva norma permitirá también el reconocimiento al derecho de reparación de las víctimas, ya que, entre otras medidas, de forma pionera, prevé una ayuda del Gobierno Vasco para casos de impago de las indemnizaciones establecidas judicialmente. En general, la modificación de la ley actual, aprobada hace 15 años, amplía el sistema de atención a las víctimas de todas las formas de violencia machista contra las mujeres.

Más allá de las víctimas de la violencia ejercida por pareja o ex pareja o intrafamiliar y de la violencia sexual, la ley también regula y amplía el sistema de atención a las víctimas del resto de las manifestaciones de la referida violencia, como la trata con fines de explotación sexual, entre otras.

LEY «PIONERA»

Artolazabal ha manifestado que la norma actual «es una ley pionera y referente, que permite hablar de un antes y un después en las políticas de igualdad» y ha subrayado que la ley ha habilitado «un importante incremento de recursos económicos, técnicos y humanos para el avance hacia la igualdad y la prevención y eliminación de la violencia contra las mujeres».

No obstante, ha subrayado que la reforma plantea mecanismos y medidas «concretas» para conseguir que las administraciones públicas vascas lleven a cabo políticas y actuaciones «más incisivas de cara a eliminar este fenómeno estructural y universal de la desigualdad entre mujeres y hombres».

La consejera de Igualdad ha indicado que la reforma tiene como objetivos principales reforzar las políticas de igualdad y contra la violencia machista y adaptar la normativa al nuevo contexto normativo y social. «Queremos que el resultado final sea una ley que posibilite una política y un pacto de país con mayúsculas por la igualdad y contra la violencia machista», ha indicado.

400 APORTACIONES

El ‘Proyecto de Ley de segunda modificación de la Ley 4/2005, de 18 de febrero, para la Igualdad de Mujeres y Hombres’ ha recibido 400 aportaciones de la sociedad civil y de diversas instituciones, un proceso liderado por Emakunde con una duración de dos años y medio.

Esta modificación de ley prevé el refuerzo de los recursos económicos, humanos y técnicos para el desarrollo de las políticas de igualdad. Además, establece medidas para facilitar la implantación generalizada en todo el sector público institucional vasco de elementos para el avance de las políticas de igualdad.

También impulsa la formación en igualdad del personal de la administración, ya que prevé la formación básica obligatoria, progresiva y permanente, en materia de igualdad para todo el personal de los poderes públicos vascos y, en particular, para el personal implicado en la respuesta frente a la violencia machista contra mujeres.

Además, refuerza el trabajo en coeducación en las aulas e integra un enfoque interseccional como punto de vista inspirador de toda la intervención pública en materia de igualdad de mujeres y hombres.

MÁS INVESTIGACIÓN

La consejera ha señalado que permitirá aumentar la investigación y mejorar el registro y la difusión de datos. Para ello, plantea la implantación de un sistema electrónico de información compartida en coordinación con los sistemas que existan en el ámbito sanitario, educativo, policial, judicial y social.

La modificación incluye la creación del Observatorio Vasco para la Igualdad de mujeres y hombres como instrumento para disponer de una visión global y permanente de la situación y evolución de los indicadores clave relacionados con la igualdad y la violencia machista contra las mujeres.

Por último, impulsa la mejora de los sistemas de coordinación con la gestión integrada de expedientes, la actualización de los acuerdos interinstitucionales y los protocolos de coordinación existentes y la adopción de nuevos acuerdos y protocolos.