Quantcast

Cantabria abrirá la próxima semana el interior de los bares con menos del 50% de aforo

La Consejería de Sanidad de Cantabria publicará la semana que viene una resolución que flexibilizará algunas restricciones frente al coronavirus y permitirá la apertura del interior de los locales de hostelería, aunque seguirá prohibido consumir en barra y el aforo de los establecimientos tendrá que ser inferior al 50 por ciento.

Además, puede que esta flexibilización de medidas no se aplique en algunos municipios con mayor incidencia del coronavirus, y se llevará a cabo solo si se consolidan durante los próximos días los datos del nivel de alerta sanitaria 2 (riesgo medio), al que Cantabria pasó el lunes.

Así lo ha anunciado este miércoles en rueda de prensa el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, que ha pedido «prudencia» y ha advertido de que, si bien para relajar restricciones es necesario consolidar la tendencia de descenso durante varios días, si por el contrario los datos vuelven a empeorar se actuará de forma «rápida y eficaz». «No esperaremos a consolidarlo» si hay que «escalar» en lugar de «desescalar», ha remarcado.

Además de las restricciones de la hostelería -donde las terrazas mantendrán el aforo del 75%- también se flexibilizarán otras en el ámbito deportivo, cultural y en celebraciones, adaptándolas a lo que marca el documento de actuaciones aprobado en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud para el nivel 2.

DEPORTE, CULTURA Y CEREMONNIAS

Así, se permitirá en celebraciones como ceremonias, entierros, bautizos, etcétera un aforo del 50% con un máximo de 30 personas, y en el ámbito cultural se subirán los aforos al 75%. Además, se permitirá practicar deporte en interiores al 50% de aforo con mascarilla.

Aunque el documento del Consejo Interterritorial permite una ocupación del 50% en interiores de hostelería, Cantabria fijará un aforo inferior, optando por ser «siempre más prudentes» en las restricciones de espacios cerrados porque el riesgo es «mucho mayor», ha dicho el consejero, que no ha avanzado cuál será ese porcentaje que se fijará y que por tanto se anunciará la próxima semana cuando se publique la resolución, lo que se hará el «martes o miércoles».

Así, y dado que el cierre de la hostelería está en vigor hasta el domingo 28, se publicará este viernes una prórroga de esta medida y después se levantará unos días después con la nueva resolución, ha explicado.

En cuanto al cierre perimetral de Cantabria y el toque de queda, Rodríguez ha indicado que Sanidad apostará por mantenerlo hasta el 14 de marzo, fecha hasta la que están vigentes, y en ese momento decidirá si propone aplazarlo o levantarlo en función de la evolución epidemiológica.

El consejero ha advertido de que primero tienen que estabilizarse los parámetros, que todavía son «altos» para un nivel 2, ya que el único que corresponde a él es el de la incidencia acumulada en los últimos siete días, que es de 71 casos por 100.000 habitantes y el límite está en 75. Por su parte, la incidencia acumulada a 14 días (es de 162) y la ocupación UCI (22,2%) corresponden todavía a un nivel de alerta 3, ya que los límites son de 150 y 15%, respectivamente.

Por eso, ha pedido «prudencia» a los ciudadanos porque esta situación es «un déjà vu» para Cantabria, donde «ya hemos vivido» lo de pasar a nivel dos y volver «a los pocos días» al 3. «El virus sigue ahí» y, además, con un 62% de casos que corresponden a la cepa británica, que «complica» la transmisión y la gravedad de la infección, ha recalcado Rodríguez.

SITUACIÓN COVID

El consejero ha ofrecido la rueda de prensa para informar de la evolución de la pandemia junto al director general de Salud Pública, Reinhard Wallmann, que en la misma línea ha comparado la situación del Covid con un autobús, señalando que ahora «va más despacio», a una velocidad de 162 (la cifra de incidencia acumulada), que todavía es «alta» aunque una autopista ya «la aguanta» pero «no está para pasar por una zona urbana», que sería el objetivo.

Según ha dicho, el riesgo de transmisión comunitaria ha disminuido y en la mayoría de áreas sanitarias está por debajo de 150 casos de incidencia, aunque que en el área de Torrelavega se mantiene nivel de alerta «relativamente alto» y la variante británica se encuentra con «más frecuencia».

Esto se traduce también en mayor número de ingresos, por lo que el hospital de Sierrallana es el que tiene ahora mayor ocupación, con un 12,1%.

MUNICIPIOS CON MAYOR INCIDENCIA

Asimismo, los municipios de Los Corrales de Buelna, Cabezón de la Sal y Reocín están en el «radar» de Sanidad por su alta incidencia y su «elevado» porcentaje de positividad de las pruebas.

En este sentido, la Consejería se plantea excluir a algún municipio de la flexibilización de las restricciones, aunque lo confirmará cuando publique la resolución.

Y a nivel general, según Wallmann, la hospitalización también se mantiene en un nivel «alto» (129 ingresados) y en UCI «no acaba de bajar» (26), aunque es «normal» que este indicador «tarde un poco más en reaccionar» que la bajada de contagios.

CEPA BRITÁNICA

Así, la «sombra» en los datos de evolución favorable del Covid la marca la variante británica, puesto que ya hay más casos de ella que de la que circulaba hasta ahora. Y es que los contagios están bajando cada semana sobre todo en la variante salvaje, mientras que la británica se mantiene en un nivel «constante», con el «riesgo de que vuelva a subir».

En resumen, el director de Salud Pública ha explicado que las medidas en vigor funcionan sobre la salvaje pero la británica es «más resistente» a ellas.