Quantcast

Podem Valencia denuncia “desproporción policial” tras las protestas por Hasel

Podem Valencia critica la “desproporción” de las fuerzas de seguridad en las concentraciones ciudadanas “según la ideología de los manifestantes”, tras las protestas contra el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel como la del pasado jueves en la ciudad.

En un comunicado, denuncia la situación de “enorme represión y violencia” en estas concentraciones, “desde el principio con una fuerza represiva desproporcionada hacia los manifestantes”. “La desproporción y el sesgo ideológico de las intervenciones policiales en nuestra ciudad es realmente inquietante”, advierte.

De hecho, para el partido ‘morado’, “no resiste la comparación la actuación del dispositivo policial en las movilizaciones de esta semana, cuando ningún derecho fundamental estaba en peligro, con la intervención que se despliega ante los ataques y amenazas al derecho de manifestación que por parte de la extrema derecha se realizan cada año” el 9 d’Octubre, Día de la Comunitat.

También rechaza que ante una “escueta” crítica por parte del alcalde de València, Joan Ribó (Compromís), un sindicato policial respondiera organizando una concentración ante el Ayuntamiento. A su juicio, las manifestaciones de las fuerzas de seguridad no pueden servir para excluir del examen público su actuación, “sobre todo en el caso extremo del uso del monopolio de la fuerza”.

‘REVUELTA DE CAYETANOS’

Se trata de algo que compara con la “revuelta de los ‘cayetanos'” que surgió en mayo por las últimas prórrogas del primer estado de alarma y que “tuvieron un tenue eco, sucursalista, como casi todo en la derecha en València, en la forma de unas concentraciones en las proximidades del cuartel de caballería de la Alameda”. Esta movilización, denuncia, fue “al menos doblemente irregular: por una parte, sin la preceptiva comunicación a la Delegación del Gobierno, y por otra, se incumplían las normas”.

Podem sostiene que “más allá de la sorpresa y del cierto resquemor que provoca saber que una no va a ser medida por el mismo rasero, solo se puede reconocer que, desde una perspectiva democrática y de técnica policial, la actuación que se siguió por parte de la Policía y la Delegación del Gobierno con los manifestantes derechistas de los barrios altos de Madrid fue la acertada, a diferencia que lo que sucedió poco después en el barrio de Vallecas con los manifestantes en defensa de la sanidad pública frente a la Asamblea Regional”.

Esta comparación “no es gratuita”, sino que la pone como ejemplo de una actuación policial que prioriza la seguridad y la integridad de la ciudadanía, ejerciendo los derechos de reunión y manifestación, “incumpliendo las normas de protección del orden público”.

En definitiva, Podem ve preocupante que “esa priorización de los derechos fundamentales tenga un sesgo de clase e ideológico tan evidente al que la dirección política de las fuerzas de seguridad y algunos de sus sindicatos parecen ciegos”, por lo que exige que se apliquen los mismos protocolos en las movilizaciones populares de izquierdas que en las de clase alta o las relacionadas con el ‘hooliganismo’ futbolístico. “Comparar unas actuaciones y otras lleva a la conclusión ineludible de que la represión ideológica está detrás de ciertas contundentes defensas del orden público”, alerta.

Tras los incidentes del pasado jueves en València, Podem pidió la comparecencia en Les Corts de la delegada del Gobierno, Gloria Calero, y dirige una pregunta relacionada con este tema al ‘president’ de la Generalitat, el también socialista Ximo Puig, en la sesión de control del jueves 25.