Quantcast

ActionAid pide a España que “no bloquee” la producción de vacunas genéricas

Alianza por la Solidaridad, miembro de ActionAid, ha pedido al Gobierno de España y a los países ricos y a las compañías farmaceúticas que “no bloqueen” la producción de vacunas genéricas y más asequibles para los países del sur, según ha informado la organización.

De este modo, la ONG se suma a la declaración conjunta que hacían la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef la semana pasada bajo el lema ‘En la carrera de vacunas contra la COVID-19, o ganamos todos o perdemos todos’, en alusión a la necesidad de escalar la producción de la vacuna compartiendo la tecnología.

La organización advierte de que las compañías farmacéuticas ya han vendido casi el 75% de las dosis de vacunas previstas para 2021 “a tan solo unos cuantos países ricos”.

En su opinión, “si no se toman medidas drásticas, la mayoría de la población mundial no escapará de la pesadilla del COVID-19 en un futuro cercano”. “No es momento para que las patentes farmacéuticas ralenticen el lanzamiento de la vacuna que podría salvar vidas y garantizar medios de subsistencia para las personas en todo el mundo” ha afirmado la directora de Alianza por la Solidaridad-ActionAid, Cristina Muñoz.

En este contexto, la ONG ha asegurado que dos de los países más afectados por el virus en el sur, Sudáfrica e India, ya han pedido a la Organización Mundial de Comercio que suprima algunos de los derechos de propiedad intelectual dadas las circunstancias actuales, en las que la pandemia “ha provocado una de las mayores recesiones conocidas desde el siglo XX”. Sin embargo, lamenta que países como EE.UU, Japón, o Canadá, pero también la Unión Europea, incluido España, “se oponen a esta petición”.

Alianza por la Solidaridad le ha pedido a España que “reconsidere esta oposición y se comprometa con los derechos de las personas más vulnerables” y ha alertado de que “no es suficiente con donar el excedente de vacunas que ha comprado”, tal como anunció el Ejecutivo hace unos meses.

Muñoz ha afirmado que las compañías farmacéuticas “ya están recibiendo unos considerables ingresos de la venta de la vacuna y esperan hacer miles de millones de euros más en los próximos años gracias a la vacuna”. “No se puede anteponer más beneficios económicos a las personas. Una estrategia de vacunación que llegue solo a los países que pueden pagarlo es un fracaso en la lucha contra la pandemia”, ha sentenciado.

Alianza por la Solidaridad-ActionAid le ha pedido a los países ricos y las compañías farmacéuticas que “paren el bloqueo” para que las vacunas genéricas baratas se puedan desarrollar “más rápido y en mayor cantidad”, y cubrir así las necesidades inmediatas de la población en los países donde no se está pudiendo vacunar debido al elevado coste de las dosis.

Por ello, la ONG apoya el lanzamiento de una ‘Vacuna Popular’, una vacuna disponible para todos, en todos los países, de forma gratuita y cuanto antes.

“Durante la pandemia del VIH, hemos conocido de primera mano cómo las normas de la propiedad intelectual y otras barreras limitaron los suministros de tratamientos y dispararon los precios, provocando millones de muertes innecesarias. No podemos permitir que la historia se repita”, ha recordado la secretaria general de ActionAid Internacional, Julia Sánchez.