Quantcast

Torrijas: la receta más tradicional para hacerlas en casa (con secreto incluido)

Fans de las Torrijas, ya queda menos. Parece mentira pero en menos de lo que nos pensamos tenemos con nosotros la semana Santa. Y si hay un postre icónico de esta época, son las torrijas. Este es un plato que prácticamente gusta a todo el mundo. De hecho, hay concursos a lo largo de nuestro territorio sobre la mejor de las torrijas. Está muy de moda y ya se puede comprar y consumir en todas partes. Pero lo suyo es hacerla en nuestra casa, ya que como las domésticas, ninguna.

En los últimos tiempos, incluso los cocineros más famosos se han apuntado a la moda de crear sus torrijas particulares. De torrijas, hay una receta, y luego ya puedes innovar en lo que quieras. Las puedes hacer de leche o las puedes hacer de vino. Les puedes dar un toque de canela e incluso hay quien les pone algo de picante. Todo lo que sea por comer algo diferente dentro de los platos más típicos de la gastronomía de Semana Santa. Vamos a darte la receta de las torrijas perfectas. Y le vamos a meter un secreto con el que sorprenderás a quien las coma. Coge papel y lápiz y apunta.

Paso 1 de las torrijas

Torrijas: la receta más tradicional para hacerlas en casa (con secreto incluido)

Vamos a coger un cazo y vamos a poner allí los 600 mililitros de leche. También podremos la canela en rama, con dos ramitas estará bien. Y el azúcar. Calentamos la leche para hervirla. Mientras se calienta, cortamos el pan en rebanadas con un grosor de 1 dedo.

Aquí viene uno de los secretos de la receta, el pan de torrijas. Hay pan especial para torrijas, pero puedes usar también pan del día anterior. Incluso con pan del mismo día te va a salir el pan. Para que no se deshaga, hay que controlar el tiempo que está sumergido en la leche.

Y como es lógico, a más tiempo sumergido, más se empapará y más opciones hay de que se deshaga. Si el pan es reciente, debes ponerlo poco tiempo. Si el pan está más duro, puedes dejarlo algo más de tiempo. Controla esto siempre y tendrás unas torrijas perfectas de textura.