Quantcast

The Miscake, la tarta para celebrar dramas y errores

  • El pastelero Christian Escribà y el creativo Pep Torres, dispuestos a poner un toque de humor a la vida en los tiempos que corren, lanzan una tarta especial que nos ayuda a reírnos de las meteduras de pata (propias o ajenas) y a pasar página, porque «la vida es maravillosa debajo de un lío descomunal».
  • The Miscake (mistake + cake) viene con un ritual mágico que conjura y extirpa los malos rollos (el lío dorado de chocolate al 70 %) y premia nuestro aguante con un riquísimo pastel de bizcocho, mousse de chocolate, cremoso corazón de fruta de la pasión y cobertura de chocolate negro.
  • Solo se puede comprar online, a través de www.themiscake.com, y se elabora en un único establecimiento de cada ciudad del mundo; de momento, además de las Pastelerías Escribà en Barcelona, está disponible en Rocambolesc de Jordi Roca en Girona, Pastelerías Mallorca en Madrid, Adriana Cabot en Arteixo (A Coruña) y en breve estará en otras ciudades españolas y en países como México y Sudáfrica.

Fracasos profesionales, fiascos sentimentales y batacazos varios. A veces la vida no es dulce, pero hay que aprender relativizar y tomarse las cosas con mucho humor. No queda otra. Con esta envidiable filosofía, el carismático pastelero y «creador de emociones» Christian Escribà (al frente de las Pastelerías Escribà, en Barcelona) y el polifacético Pep Torres (consultor creativo, inventor y conferenciante, entre otras muchas cosas) han creado The Miscake, la primera tarta para celebrar las cosas que salen mal.

Tarta
The Miscake

The Miscake –juego de palabras que cruza mistake y cake, error y tarta, en inglés– es perfecta para desdramatizar y reírse de uno mismo. Viene incluso con un ritual: hay que introducir los palillos en el pastel mientras se explica la desgracia en cuestión, leer un conjuro mágico –«Cuando esta tarta sea comida, todo el drama desaparecerá, porque ningún drama en esta vida una sola lágrima derramará»– y extraer con cuidado el lío dorado (chocolate al 70 %) que corona la tarta y que simboliza nuestra propia maraña existencial.

Desde 9 euros

Está recubierta de chocolate negro y, por dentro, tiene un pastel de bizcocho de chocolate, mousse de chocolate y un cremoso corazón de fruta de la pasión. El tamaño normal (25 €/ 4 raciones) ayuda a sobrellevar las grandes tragedias, pero también hay una versión para minimiserias (9 €/ 2 raciones).

Tarta
The Miscake

The Miscake solo se vende online, en modo click & collect: se abona a través de su propia página web, www.themiscake.com, en la que se selecciona el establecimiento de recogida que mejor le venga al cliente. Se elabora en una sola pastelería en cada ciudad del mundo, seleccionada por Escribà en reconocimiento del buen hacer del repostero, que funciona como embajador en exclusiva. La receta y los ingredientes son siempre los mismos –solo se emplea chocolate de Barry Callebaut, marca líder de origen belga–, así como la caja en la que viene empaquetada, de cuidado diseño e interior dorado como los palillos que se proporcionan para el ‘ritual’.

Puntos de venta de The Miscake

Por el momento, la comunidad de miscakers capitaneada por Christian Escribà –con dos puntos de venta en Barcelona: Gran Via de les Corts Catalanes, 546; Rambla de les Flors, 83– cuenta con establecimientos seleccionados donde se puede recoger The Miscake como Pastelerías Mallorca (en Madrid), Rocambolesc (de Jordi Roca, en Girona) y Adriana Cabot (en Arteixo, A Coruña). En breve también estará disponible en Masquepostres (dirigido por Manu Jara, en Sevilla), Pastelería Llopis (de Alberto Ochera, en Alzira, Valencia), Confitería Poy (en Reus), La Paca (en Huesca), Es Forn (en Es Pla de Natesa, Mallorca), Pastelería Don Manuel (en Bilbao) y fuera de España se podrá comprar en Çuina Bakery (el nuevo espacio de Xano Saguer, ex Espaisucre, en México DF) y también en Sudáfrica.

Tarta
The Miscake

Los artífices del proyecto –que arranca una sonrisa a quien lo conoce– son un torrente de energía, positivismo, ironía y sentido del humor. Christian Escribà, pastelero, escritor y conferenciante, dirige la Pastelería Escribà, un local de repostería histórico de la ciudad de Barcelona cuya historia se remonta a 1906, cuando Mateu Serra i Capell abrió el Forn Serra.

¿Tu problema es el más dramático?

Pertenece a la cuarta generación de la familia Escribà y tiene como objetivo, más allá de preparar pasteles, ilusionar, sorprender y crear momentos irrepetibles. El otro 50 % de The Miscake es Pep Torres, emprendedor, escritor, creativo y fundador del Museo de Ideas e Inventos de Barcelona (miba). Fue reconocido por la revista Time como uno de los mejores inventores de 2009.

Miscake
Christian Escribà y Pep Torres – ©Manu_Da_Costa

Para saber que no estamos solos frente a la adversidad, los clientes de The Miscake podrán compartir los «casos de no éxito» en la página www.themiscake.com. Entre todos los que se reciban, un jurado de miscakers elegirá cada mes la metedura de pata más gloriosa y dará a conocer el resultado en la web y en sus redes sociales.