Quantcast

Telefónica realiza dos pruebas piloto en redes fotónicas para reforzar la calidad de su servicio

Telefónica, en colaboración con Nokia y Huawei, ha realizado dos pruebas pilotos en las mallas fotónicas con tecnología WDM (Wavelength Division Multiplexing- en una fibra múltiples señales) que dan soporte a su Red IP Fusión con el objetivo de reforzar su calidad y capacidad de cara a la creciente demanda de ancho de banda que conlleva la llegada del 5G y los nuevos servicios.

En un comunicado, la operadora detalla que ha conseguido altas velocidades de trasmisión sobre la malla fotónica de la red tanto para corta distancia en Madrid (47 kilómetros), alcanzando 600 y 800 Gbit/s con los equipos OSN 9800 de Huawei, como para larga distancia, con una trasmisión de 400 Gbit/s entre Madrid y Barcelona (830 kilómetros) con los equipos fotónicos 1830 PSI-M y los routers IP 7950 XRS de Nokia.

El director de transporte y conectividad IP de Telefónica España, Juan José Marfil, ha explicado que estos pilotos en la malla fotónica, en la que la señal se trasmite sobre canales ópticos sin necesidad de pasar al dominio eléctrico, son otro “hito importante” que se suman al realizado en 2019 cuando consiguió la trasmisión de 400 Gbit/s en Madrid.

“El objetivo es empezar a implantar la velocidad de 400 Gbit/s este mismo año y así optimizar la Red Fusión IP para cubrir las necesidades de mayor capacidad y velocidad de cara al crecimiento exponencial tanto de dispositivos conectados como de trasmisión de datos”, ha anunciado Marfil.

La operadora afirma que contar con estas capacidades es “clave” dentro de su estrategia de desarrollo de red en España, ya que sobre estas mallas se soporta prácticamente la totalidad del tráfico de la compañía, desde la oferta residencial hasta los productos de conectividad de las grandes empresas, además del creciente tráfico alrededor de un 30% año tras año.

Telefónica prevé implantar la nueva velocidad de 400 Gbit/s en la Red IP Fusión a mediados de 2021 en entorno metropolitano y durante el 2022 en larga distancia. En cuanto a las velocidades de 600 y 800 Gbit/s, el objetivo es en el 2023/2024 en corta distancia.

La operadora resalta que el uso de canales de estas velocidades permite aumentar la capacidad que se puede transportar desde un 50% con canales de 600Gbit/s hasta un 100% con canales de 800Gbit/s en cortas distancias, mientras que el uso de 400Gbit/s en la larga distancia incrementa un 100% la capacidad máxima que se podría transportar respecto al actual uso.

Como ejemplo de estas prestaciones, con el uso de estas nuevas velocidades en la malla fotónica de larga distancia sería posible transmitir sobre un par de fibras entre Madrid y Barcelona el equivalente a 500 películas de 1hora de duración en calidad HD en algo menos de 1 segundo.

Por otro lado, Telefónica implantará estos desarrollos para avanzar en los objetivos y compromisos de la operadora con la conservación del medio ambiente y el desarrollo sostenible, ya que se ha confirmado que el uso de estos canales de transmisión reducirán de forma significativa el consumo energético entre un 40% y un 60%.