Quantcast

Techos con personalidad

Desde que la iluminación ha tomado cartas en el mundo de la decoración, el mundo del diseño de lámparas ha crecido exponencialmente. Las lámparas de techo son un elemento funcional y decorativo a tener en cuenta. Plantear el ambiente de la vivienda en decoración de mobiliario y luminarias cada vez ocupa más tiempo y genera más satisfacción.

Cómo elegir la lámpara perfecta

La elección de las lámparas para el techo, necesarias para una iluminación ambiental aparenta ser un arduo trabajo debido a la cantidad de modelos que se pueden encontrar, pero nada más lejos de la realidad. El primer paso para elegir la lámpara es saber en qué estancia de la casa se va a colocar y definir las necesidades de iluminación de la misma. En segundo lugar, habrá que decantarse por estilo decorativo que impere en la vivienda si se quiere mantener la uniformidad de estilos. 

Por estancias 

En la cocina como en el baño se necesita una iluminación estable y general que impregne de claridad todo el plan de trabajo. No se recomienda tener lámparas colgantes a no ser que estén sobre una mesa o una isla para que no molesten a la hora de cocinar. La elección más práctica y actual son los paneles LED. Para el cuarto de baño, lo mejor es una luz que imite la luz natural, a partir de ahí se puede pasar a elegir algún punto de luz para los espejos o sobre la bañera. 

Las viviendas más actuales, estructuradas de manera más funcional que ornamental, mantienen el comedor y el salón en la misma estancia, pero la decoración las separa en dos espacios diferentes. Para ello la iluminación será distinta y orientada a esos espacios. Funcional y práctica en la zona de comedor con una lámpara más baja sobre la mesa y en la zona del salón será cálida e indirecta utilizando plafones orientados a los rincones preferidos. 

Por estilos

Podemos encontrar lámparas vintage, para optar por unas luminarias de más carácter o tomar partido por las últimas tendencias, con líneas más rectas y minimalistas de distintos materiales. Dependiendo de los gustos particulares puede decantarse por el estilo clásico, renovado en muchos casos, siempre cargado de elegancia, donde la lámpara de techo adquiere su máxima expresión. 

En todos los casos, a la hora de elegir la lámpara de techo uno de los detalles más importantes es la seguridad. La altura a la que debe estar la lámpara debe ser como mínimo 80 centímetros si es que está colocada sobre una mesa. Actualmente casi todas las lámparas diseñadas para ese fin son regulables en altura, para no tener que cambiar la instalación si cambian las necesidades de altura. Si no está sobre una mesa la altura mínima debería ser a partir de los 2 metros desde el suelo, para que no exista ningún riesgo de golpearse con la lámpara.

Con los estilos, tendencias de vanguardia y distintos materiales, Amara Iluminación convierte su catálogo en un paseo donde poder elegir la lámpara de techo ideal para cualquier habitación de la vivienda. Con ayuda de la guía propuesta para la elección de sus lámparas no necesitaremos un decorador de interiores.