Quantcast

Candidatos al 14F proponen fórmulas dispares que impiden una de consenso

Los candidatos a las elecciones catalanas del 14 de febrero han constatado que sus fórmulas para formar gobierno tras los comicios están tan alejadas entre sí que se hace difícil encontrar una alianza posible teniendo en cuenta la previsible atomización del nuevo Parlament.

Lo han planteado en el bloque de alianzas postelectorales durante el debate organizado por TV3 con el candidato de Cs, Carlos Carrizosa; la del PDeCAT, Àngels Chacón; el de ERC, Pere Aragonès; el del PSC, Salvador Illa; la de los comuns, Jéssica Albiach; la de la CUP, Dolors Sabater; el del PP, Alejandro Fernández; el de Vox, Ignacio Garriga, y la de Junts, Laura Borràs.

En este bloque, en el que han habido pocas interpelaciones entre los candidatos, se han planteado varias fórmulas de pactos diferentes: un tripartito PSC-ERC-comuns, un gobierno amplio de ERC, Junts, comuns, CUP y PDeCAT, una alianza que incluya solo a partidos independentistas y otra de partidos constitucionalistas.

La candidata de Junts ha iniciado este bloque del debate preguntando a Aragonès si aceptará o no los votos del PSC para formar un Govern, ya que cree que “en Madrid cuando ha sido necesario escoger entre PSOE o Junts, han escogido a Pedro Sánchez”, y ha defendido que su apuesta es formar un Ejecutivo únicamente independentista.

En el único momento del debate en el que ambos han entrado en el cuerpo a cuerpo, Aragonès ha rechazado esta posibilidad afeando a Borràs que lleva “toda la campaña lanzando acusaciones de un tripartito que no pasará”, ha afirmado que su propuesta es un Govern amplio para unir a las fuerzas que defiendan la autodeterminación y la amnistía, y ha reprochado a Junts haber pactado con el PSC en la Diputación de Barcelona.

Por parte de los comuns, Albiach ha insistido en la necesidad de un gobierno de izquierdas entre el PSC, ERC y los comuns, y ha interpelado a Aragonès cuestionándole si pactará con Borràs por sus presuntas irregularidades cuando era directora de la Institució de les Lletres Catalanes (ILC): “Dicen que si Borràs fuera de ERC no iría a las listas pero ¿sí que la quiere en el Govern o investirla como presidenta?”.

La ‘cupaire’ Dolors Sabater se ha dirigido a Albiach para afearle querer hacer un gobierno de izquierdas con el PSC porque, a su juicio, sus políticas no son de izquierdas, y ha planteado que la CUP quiere un gobierno independentista y “cerrar el paso al 155”.

Desde el PDeCAT, Àngels Chacón ha confiado en que su partido será clave para la gobernabilidad y ha enfatizado que es una formación independentista pero que “ni quiere un país libre a cualquier precio ni cualquier país”, y ha rechazado un Govern en el que esté la CUP.

CONSTITUCIONALISMO

El socialista Salvador Illa ha recalcado que prioriza un “Govern de cambio” de izquierdas y progresista, y, ante la insistencia de Aragonès sobre si el PSC aceptará los votos de Vox en una hipotética investidura, ha dejado claro que no lo hará.

Carrizosa ha llamado a lograr que el constitucionalismo supere al independentismo y consiga una mayoría absoluta, y ha apelado a Illa y a los partidos constitucionalistas para evitar otro Govern independentista y otro tripartito de izquierdas: “Tenemos que salvar la próxima década”.

Además, el popular Alejandro Fernández ha asegurado que Cataluña es la única comunidad autónoma en la que “no se ha producido alternancia ideológica”, ha expresado su convicción de que el cambio pasa por que el PP tenga la llave de la gobernabilidad y ha dicho que, si esto ocurre, no lo desaprovecharán, como cree que hizo Cs tras ganar las elecciones de 2017.

El único que ha rechazado hablar sobre pactos ha sido Garriga, que ha reprochado al resto de partidos no querer hablar de los problemas reales de la ciudadanía y ha añadido que Vox entrará en el Parlament para hacer de “oposición frontal” al independentismo y a la izquierda.