Quantcast

Lasso, el candidato liberal que amenaza la herencia de Correa en Ecuador

Ecuador está en una calma tensa antes de una jornada tremendamente importante. Este domingo se celebran unas elecciones que pueden cambiar el futuro del país, y entre todos los candidatos presentados hay uno que destaca en las encuestas y que llegará, con gran seguridad, a la segunda vuelta para luchar contra el delfín del expresidente Correa. Se trata de Guillermo Laso, un empresario y viejo conocido de la política ecuatoriana cuyo perfil ha sido analizado en MONCLOA

El otro contendiente será Andrés Arauz, líder de la plataforma Unión por la Esperanza. Como explican en el portal de información política, “una buena parte de los ecuatorianos esperan que Lasso de un volantazo a la política de Lenín Moreno, contra quien perdió las anteriores elecciones, a través del Movimiento CREO, formación que lidera el exitoso empresario”. Hasta el momento los sondeos son inconcluyentes, pero hay cierto runrún en Ecuador que vaticina cambios. No será hasta este domingo cuando sepamos si Lasso dictará “el principio del fin de la sombra de Correa, que amenaza con volver de la mano de Arauz”.

En cuanto a su perfil ideológico y político, “Lasso sería una alternativa liberal que pondría sobre la mesa una política opuesta a la de Correa”. Si bien recuerdan en MONCLOA que Lenín Moreno se alejó durante su mandato del proteccionismo del anterior presidente, también apuntan que Rafael Correa “está azuzando a su candidato como si de una prolongación de sí mismo se tratara”. Al más puro estilo del peronismo, la plataforma Unión por la Esperanza cuenta con llegar a una segunda vuelta contra el Movimiento Creando Oportunidades de Lasso para, en ella, acabar de perpetuar las políticas socialistas de Correa. Las encuestas, sin embargo, no están tan convencidas de ello.

Guillermo Lasso, candidato

Sobre el perfil profesional de Lasso cabe destacar que posee “una holgada experiencia en la administración pública”. De hecho, esta no es la primera vez que se presenta a la presidencia de Ecuador, pues ya lo hizo como rival de Moreno en los anteriores comicios, pero el apoyo que está recabando ahora es mucho mayor. 

El político liberal, que está galardonado con el premio Marqués de Oliva Internacional “por su labor en el desarrollo político y económico de su país”, todavía no supera el 50% de la intención de voto en los sondeos electorales, pero su rival tampoco. Están las espadas en el aire y solo con el recuento de los votos se sabrá el nombre del ganador. Ecuador, mientras tanto, aguarda expectante un posible cambio.

UN CAMBIO NECESARIO

«¡Queremos empleo, empleo y más empleo!«, gritaban los simpatizantes de Lasso durante el cierre de campaña del candidato a las elecciones de Ecuador. Y es que, como explican en el perfil de MONCLOA, uno de los puntos fundamentales del programa electoral de Lasso es el trabajo. Su intención es “mejorar las condiciones laborales de los ecuatorianos y conseguir que el país se convierta en una potencia competitiva dentro de Latinoamérica”.

En unos comicios un tanto sui generis, con una pandemia que ha impedido a los candidatos desarrollar con normalidad sus respectivas campañas, la incertidumbre es máxima. A pesar de ello, Lasso ha dado todo por llegar a su electorado. El cierre de campaña del pasado 3 de febrero se realizó con el candidato liberal un paseo en autobús por el sur de Quito.

Estas elecciones están en el punto de vista de todo el mundo porque se intuye que puede haber un cambio drástico en la manera de dirigir el país, “muy marcada por la política iniciada por el expresidente Rafael Correa y en el que, a pesar de los intentos tenues de Lenín Moreno por desmarcarse de la línea de su predecesor, crece con el paso del tiempo un clamor por desligarse del poso de Correa”. El expresidente, muy cercano al candidato de su cuerda, amenaza con volver al poder con Arauz, que por ahora lidera las encuestas con una ligera ventaja. Casi con toda seguridad, la abstención jugará un papel clave en estos comicios.

LASSO, EL HOMBRE HECHO A SÍ MISMO

El candidato a la presidencia de Ecuador Guillermo Lasso fue un empresario de éxito antes de entrar en la política. Aunque nació en una familia de clase media, con tan solo quince años ya era autosuficiente, pues compaginaba sus estudios con un trabajo en la Bolsa de Valores. Su ambición y capacidad de trabajo le hicieron escalar profesionalmente hasta convertirse en uno de los empresarios más prestigiosos del país.

Lasso ha montado una buena cantidad de empresas y en 2012 llegó a ostentar el prestigioso cargo de presidente ejecutivo del Banco Guayaquil, una de las entidades financieras más importantes de Ecuador. Mientras compaginaba su cargo como presidente de la entidad, comentan en MONCLOA, Lasso se fue introduciendo en la política hasta llegar a convertirse en el primer líder de la oposición como candidato principal del partido que ahora lidera, Creando Oportunidades (CREO). Este domingo, y en unas elecciones marcadas por la pandemia de Covid-19 que azota el planea, Guillermo Lasso espera alcanzar el bastón de mando del país para romper con las políticas socialistas de Correa, instauradas en el sistema desde hace ya bastantes legislaturas.