Quantcast

Qué es el calostro

El calostro es uno de los primeros y maravillosos regalos que puedes brindar a tu hijo al nacer. Es también, de alguna manera, la primera vacuna que le administrarás para proteger su salud. Como sabes, este es un líquido amarillento segregado por las glándulas mamarias. Comienza a producirse alrededor del tercer mes de embarazo y continúa hasta unos días después del parto.

Por lo tanto, si ofreces el pecho a tu hijo en sus primeras horas de vida, será su primer alimento. Pero como podrás comprobar al conocer sus beneficios, además de nutrientes básicos aporta una eficaz protección al organismo del bebé. Si quieres saber más sobre este tipo de líquido de las glándulas mamarias, solo vas a tener que seguir leyendo este artículo.

El calostro: alimento y protección

Lactancia

Lo primero que tienes que saber es que el calostro es rico en cinc. Este micromineral es muy importante para el correcto desarrollo del cerebro. El calostro es especialmente rico en cinc. Según algunos estudios, en él puede haber hasta el cuádruple del que encontramos en la leche materna madura. También es rico en proteínas. Entre los múltiples componentes del calostro hay también grandes cantidades de proteínas. No sólo sirven para alimentar al bebé, sino que realizan una tarea esencial en el control de sus niveles de azúcar en sangre. ¿Sabías que la principal causa de ceguera en nuestro planeta es el déficit de vitamina A? Además, es común que las reservas de los recién nacidos sean escasas. El calostro es la mejor manera de ofrecer este nutriente a tu hijo desde su nacimiento. Su piel también resultará beneficiada.

También es rico en colesterol, sodio, cloruro, potasio… El calostro aporta todos estos elementos, que contribuirán al crecimiento y el desarrollo del sistema nervioso, el corazón y el cerebro del bebé. Uno de los últimos aportes que te podemos contar es que es rico en glóbulos blancos. Aproximadamente dos tercios de las células presentes en el calostro son glóbulos blancos. Gracias a ellos, tu bebé estará mejor protegido de posibles infecciones. Los glóbulos blancos son una robusta defensa ante virus y bacterias. El riesgo de sufrir algunos contratiempos habituales, como diarreas o problemas intestinales, queda considerablemente reducido.

Más beneficios

Qué es el calostro

A medida que el bebé ingiere el calostro, este va tapizando su mucosa intestinal y le protege de infecciones. El calostro evita la adherencia de patógenos y reviste la mucosa gástrica de una capa protectora que evita que las bacterias puedan penetrar en ella. Los bebés que consumen calostro tienen facilidad para defecar con frecuencia. Así, en caso de que hayan ingerido accidentalmente algo estando en el útero, podrán expulsarlo de sus intestinos por esta vía. Por otro lado, las defecaciones reducen también el peligro de que sufran ictericia. Aunque el hígado del recién nacido puede no estar preparado para procesar la bilirrubina, la posibilidad de expulsarla con las heces evita esta situación.

El calostro posee una gran carga de células vivas. La información inmunológica que transmite de madre a hijo no sólo activa una protección a corto plazo, sino que ese efecto se extiende durante muchos años más. ¿Sabías que un bebé que ha recibido lactancia materna tiene mayores posibilidades de éxito si tiene que recibir un trasplante de órganos de su madre? Esto se debe a que su cuerpo, que ha recibido y procesado esa información, reconoce y acepta como propio el órgano trasplantado.

Menos mitos y más información

Qué es el calostro

A pesar de todas sus ventajas, el calostro es todavía un desconocido para muchas mamás. Algunas, preocupadas, deciden ofrecer preparados artificiales a sus hijos recién nacidos, creyendo que aún no disponen de leche madura. Y aunque está cada vez menos extendido, pervive el mito de que ingerir calostro es perjudicial para la salud del bebé. Se explica que no sólo no es dañino, sino que contiene todo lo que el pequeño necesita al llegar al mundo.

Del mismo modo, no hay leche materna aguada, ni de mala calidad, ni amamantar tiene por qué resultar doloroso. Estos son algunos de los mitos sobre la lactancia materna. Consulta con especialistas y encontrarás la información y los consejos que necesitas para que tu bebé y tú disfrutéis de un proceso único. Agarres y posturas, resolución de problemas frecuentes, la temida vuelta al trabajo.

Suplemento para deportistas

Deporte

Recordemos que el calostro humano apenas está disponible durante tres o cuatro días después del parto, por este motivo, los adultos que recurren a él lo hacen siempre a modo de suplemento de origen bovino. Según los expertos, este tiene resultados similares a la suplementación de proteína de suero o whey protein, aunque el calostro puede ofrecer algunos beneficios únicos para los sistemas inmunológico y digestivo.

No obstante, siguiendo con las propiedades del calostro bovino, este resulta de gran ayuda a la hora de combatir trastornos como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa, reducir el estrés oxidativo, acelerar el proceso de curación de las heridas, seguir fortaleciendo el sistema inmune o mejorar el síndrome de permeabilidad intestinal, es decir, la inflamación del intestino delgado durante periodos exigentes de ejercicio físico. Además, los hallazgos de las investigaciones revelan que el calostro bovino también podría usarse como remedio alternativo para las infecciones microbianas.