Quantcast

Marlaska confía en que “en muy breve plazo” se recuperará normalidad

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaka, confía en que “en muy breve plazo” se recuperará la normalidad de los servicios y las infraestructuras, aunque insiste a los ciudadanos que se mantengan “atentos por el abrupto descenso de las temperaturas” porque la situación todavía es de alerta y pide evitar desplazamientos no imprescindibles.

Durante la rueda de prensa para informar de la evolución de la emergencia provocada por la borrasca ‘Filomena’ y la ola de frío posterior, el ministro ha elogiado la coordinación de la Dirección General de Protección Civil que ha coordinado ingentes recursos humanos y materiales.

“Disponemos de un Sistema Nacional de Protección Civil sólido, eficiente y fiable”, ha defendido el titular de Interior que ha añadido que la prioridad pasa primero por la vuelta a la normalidad de los servicios públicos esenciales y después evaluar y compensar los daños sufridos.

De momento insiste en que sigue el riesgo extremo (aviso rojo) este miércoles para Zaragoza, Teruel y Guadalajara, por temperaturas de hasta -24 grados centígrados (ºC) y en otras como Soria, Cuenca, Madrid, Toledo o Albacete se mantiene el aviso naranja por valores de hasta -10ºC.

Además, ha precisado que en estos momentos siguen 450 tramos afectados por la nieve y el hielo, 76 siguen cortadas a la circulación y en 92, dos de ellas de la red estatal, es necesario el uso de cadenas, por lo que insiste en evitar desplazamientos no imprescindibles porque la conducción sigue “muy afectada”.

Respecto al número de localidades que permanecen incomunicadas, el ministro afirma que son “muy pocas” y centradas en Castilla y León sobretodo, y en Toledo. No obstante, ha garantizado que la Guardia Civil está prestando servicios a estos enclaves de modo que “no hay ningún ciudadanos que no esté sujeto a la protección del conjunto de los servicios públicos”.

Por otro lado, ha destacado que la DGT ha detectado atascos en las carreteras lo que puede estar produciendo embotellamientos en el acceso a las ciudades que dificultan los trabajos de limpieza de vías y abastecimiento. Mientras, ha añadido que en el aeropuerto de Adolfo Suárez-Madrid Barajas se están restableciendo las operaciones, igual que en los servicios ferroviarios.

Asimismo, ha subrayado que la colaboración “ha sido y está siendo fluida y adecuada” y ha felicitado a todo el personal de Protección Civil y Emergencias por la “eficaz” labor para coordinar tan elevado volumen de recursos humanos y materiales. El ministro ha repasado las cifras de efectivos de distintos cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y de las Fuerzas Armadas que participan en el operativo, tanto en grandes ciudades como en territorios de menor densidad de población. AYUDAS ECONÓMICAS

En este contexto, el ministro ha agregado que ya se han empezado a evaluar los daños, algo que no puede terminar mientras no concluya la emergencia climatológica, pero ha garantizado que “ningún perjudicado va a dejar de ver satisfecho el daño que haya podido o pueda sufrir”.

“Estamos evaluando, se aplicará la normativa pero para satisfacer las necesidades de los ciudadanos y reparar los daños causados en una circunstancia de emergencia climatológica”, ha reiterado Grande-Marlaska.