Quantcast

Karlos Arguiñano: así se hacen las alcachofas rebozadas con verduras cocidas

Las alcachofas son un alimento con un alto contenido antioxidante, lo que la ha hecho pasar de ser una verdura simple, a ser considerarla un remedio por su alto contenido diurético. Además de ser una alta fuente de fibra. Posee minerales los cuales son importantes para el organismo, entre éstos se encuentran: el fósforo, y el potasio. Por todas sus propiedades, las alcachofas, son consideradas una de las verduras más completas.

La receta que presenta Kalos Arguiñano se recomienda para personas que padecen pérdida de apetito, dolores de estómago, e incluso, náuseas. En algunos países, las alcachofas se han considerado un potente afrodisiaco. Las alcachofas contienen un alto contenido en fibra, por lo que es recomendable que las personas con estreñimiento, colesterol y azúcar elevado, las consuman. Aunque se debe tener la precaución que éstas suelen ocasionar gases.

Debes tener conocimiento, que, al momento de cortar y pelar las alcachofas, éstas entran en contacto con el aire, lo que ocasiona la oxidación, además, de la capacidad de ennegrecerse. Conoce cómo lograr que las alcachofas no se pongan negras

Elaboración de las alcachofas rebozadas con verduras cocidas

Elaboración de las alcachofas rebozadas con verduras cocidas

Ingredientes

  • 12 alcachofas.
  • 1 zanahoria, 1 cebolla.
  • 1 puerro.
  • 30 gr. de harina.
  • 1/2 vaso de vino tinto.
  • 600 ml. de caldo de carne.
  • agua.
  • aceite de oliva virgen extra.
  • harina y huevo batido (para rebozar).
  • sal.
  • perejil.

Elaboración de la receta de las alcachofas rebozadas con salsa española

Elaboración de la receta de las alcachofas rebozadas con salsa española
  1. Primeramente, para preparar la salsa española, se debe picar la cebolla, el puerro, y la zanahoria.
  2. Seguidamente, se debe pochar las verduras en una cazuela con poco aceite.
  3. A continuación, se adereza sazonando al gusto, en este momento se agrega la harina y se rehoga un poco.
  4. Procede a verter el vino, dándole un hervor, para que evapore el alcohol, se debe añadir el caldo poco a poco removiendo constantemente. Debes colocar un punto de sal y permite que se cocine durante 30 minutos a fuego medio.
  5. Al estar lista la salsa para las alcachofas, la salsa se coloca en el vaso de la licuadora, y se tritura, seguidamente se cuela y se reserva.
  6. A continuación, se deben pelar las alcachofas, retirando además la parte del rabo, luego se tienen que poner a cocer en una cazuela, agregando sal y unas ramitas de perejil.
  7. Se deben cocer durante aproximadamente 12 minutos, luego se escurren las alcachofas y se dejan enfriar.
  8. Cuando las alcachofas estén frías, se debe retirar las hojas externas, y se cortan las alcachofas por la mitad. Adereza al gusto, luego se deben pasar por harina, por huevo batido con sal, y se fríen en una sartén con suficiente aceite. Al retirarlas se deben colocar sobre el papel absorbente de cocina
  9. Finalmente, en un plato para presentar las alcachofas, sirve la salsa española y coloca las alcachofas encima, si deseas, se puede decorar con hojitas de perejil.
  10. Se debe tener en cuenta, que para que la salsa española esté rica, es importante haber preparado un buen caldo previamente.

Información nutricional de la receta de alcachofas

Información nutricional de la receta de alcachofas
  • Alcachofas:  ayudan a la función del hígado y de la vesícula, al igual que otras verduras de sabor amargo, por ello ayudan a hacer mejor la digestión. Poseen un efecto diurético y depurativo, por esta razón tomar un caldo de alcachofas a media mañana y horas de la tarde ayudan a evitar la retención de líquidos. Ingerir caldo de alcachofas, es recomendable para depurar el organismo de las toxinas acumuladas por noches de exceso.
  • Zanahoria: es una excelente fuente de vitaminas A, por lo que es buena para la vista. Sus vitaminas potencias las defensas del organismo, y ayudan a prevenir enfermedades como el cáncer, además retrasan el envejecimiento. Al consumirla crudas combaten el estreñimiento, y se ingieren cocidas, ayudan a cortar la diarrea.
  • Cebolla y puerro: ambos pertenecen a la misma familia, poseen una sustancia que ayudan a prevenir el cáncer, además, combaten los catarros y resfriados, depurando el organismo. Aportan además antioxidantes, lo que favorece tener el corazón y las arterias sanas. Son recomendadas para los niños, pues sus vitaminas son necesarias para un correcto desarrollo y crecimiento.
  • Vino tinto: el añadir vino a la receta, equivalen añadir sustancias que mejorarán la salud, siempre que el vino sea de buena calidad. Sin embargo, también ayuda a resaltar el sabor de los platos, sin incrementar el aporte de calorías.
  • Caldo de carne: siempre se debe desgrasar, con la finalidad de reducir el contenido de grasa, el cual aumenta el colesterol. Es un caldo rico en vitaminas y minerales, por lo que es muy nutritivo.

Casos especiales en su consumo

  • Diabéticos: son indicadas para los diabéticos porque baja el nivel de azúcar en la sangre, dado que, uno de sus componentes son los hidratos de carbono en el cual destaca la insulina
  • Hipertensos: no es apropiado el consumo de este vegetal, para quienes padecen hipertensión, ya que, tiene alto contenido en sodio, comparado con otros vegetales.