Quantcast

Gran Hermano: ¿en qué se ‘fundieron’ la pasta los ganadores?

Gran Hermano es el reality que ofrece un premio más jugoso. La edición de anónimos otorga al ganador un maletín con 300.000€, 100.000€ más que el vencedor de Supervivientes y 200.000€ más que el ganador de Gran Hermano VIP.

Estos 300.000€ no son limpios para el ganador y es que Hacienda se lleva casi el 50% por impuestos, pero aún así queda una suculenta cantidad que le soluciona la vida al afortunado. Esto fue lo que le ocurrió a Javito, el ganador de GH3. A continuación, te contamos en qué se fundieron la pasta los ganadores de Gran Hermano.

SUSANA SE GASTÓ EL PREMIO EN UN AÑO

susana
Foto: Mediaset

Susana Molina ganó Gran Hermano 14 por su personalidad que rápidamente se ganó el cariño de los espectadores. La joven se enamoró de Gonzalo dentro de la casa y mantuvieron una relación de 7 años. Hasta que la pareja participó en La isla de las tentaciones, donde ella se dio cuenta de que no estaba enamorada de su chico y le sentaba muy mal su comportamiento.

Hace poco tiempo, Susana confesó que se pulió la pasta del premio de Gran Hermano en menos de un año. La influencer se compró un coche y se mudó a Madrid junto a su novio La ganadora del reality asegura que no le gustaba nada el círculo en el que se movían en la capital, por eso cuando se les acabaron los ahorros volvieron a Sevilla, donde se puso a trabajar.