Quantcast

Galicia adelanta el toque de queda y Feijóo pide evitar al máximo reuniones

Toda Galicia verá a partir del viernes como se adelanta el toque de queda a las 22,00 horas y sus 313 ayuntamientos quedarán sometidos, en función de la evolución de la incidencia de la covid-19, a los dos niveles más altos de restricciones que pauta la Xunta en su protocolo para combatir la pandemia.

Al margen de que, en coherencia con la decisión de adelantar el toque de queda, se limita el horario máximo de los comercios hasta las 21,30 horas, esta decisión de situar a toda Galicia bajo los dos niveles máximos de restricciones supone que la hostelería deberá cerrar a las 18,00 horas y que quedan limitadas a cuatro personas las reuniones de no convivientes en todo el territorio gallego.

Pero hay un cambio en la limitación de movilidad en relación a las medidas que regían hasta ahora. Y es que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado este miércoles que, a diferencia de lo que sucedía hasta el momento, no todos los municipios que estén en el nivel medio-alto de restricciones verán limitada su movilidad en forma de cierre perimetral, ya sea individual o con almendra.

De hecho, la Xunta solo ratifica el cierre, con perímetro individual, en tres municipios con nivel medio alto de restricciones — Lugo (que hasta ahora permanecía abierta y es la “mejor ciudad” en lo que se refiere a la evolución epidemiológica), Pontevedra y Vigo (en estos casos el aumento de los contagios es más “preocupante”)–.

Eso sí, estarán cerrados perimetralmente –de forma individual, ya que desaparecen las almendras– los otros 60 ayuntamientos que la Xunta sitúa en nivel máximo de alerta, entre los que se encuentran las otras cuatro grandes urbes: A Coruña, Santiago, Ourense y Ferrol. En total serán 63 los municipios gallegos con cierre perimetral individual.

ANTICIPAR EL PICO Y CONTENER LA PRESIÓN HOSPITALARIA

Feijóo ha justificado que, aunque la situación en lo que respecta a la presión hospitalaria en la Comunidad es hoy “mejor” que cuando se adoptaron las medidas más duras en noviembre, la “progresión” es “peor” y los expertos que asesoran a la Xunta en el comité clínico desde el inicio de la pandemia –reunidos hasta última hora en la pasada jornada– han tenido en cuenta este factor a la hora de realizar sus propuestas.

“De no hacer nada, los cálculos apuntan que el pico de la pandemia podría registrarse a finales de febrero y la ocupación hospitalaria podría llegar a niveles del mes de abril. Pero si actuamos, el pico de la nueva ola se podría adelantar a finales de enero o a las primeras semanas de febrero y contener la presión hospitalaria en niveles inferiores al pico de abril”, ha argumentado el presidente gallego.

Por ello, el horizonte con el que trabaja la Xunta es que, como mínimo hasta finales de enero y “probablemente hasta mediados de febrero”, se mantendrá todo el territorio en los dos niveles máximos de restricción.

Pero el presidente gallego ha ido un paso más allá y, al margen de las medidas que se oficializarán en el Diario Oficial de Galicia (DOG) ha hecho un llamamiento claro a extremar la precaución, concienciarse de la situación, evitar al máximo las reuniones entre no convivientes y llevar a cabo únicamente actividades “esenciales”.

QUE LOS DOMICILIOS “NO SUSTITUYAN” A LOS BARES

En concreto, ha hecho la “recomendación” de llevar a cabo solo “lo esencial”, como es “acudir al médico, colegios, cuidado de mayores y menores, acudir a comercios a comprar enseres indispensables y acudir con normalidad al trabajo”, si bien en este punto ha hecho hincapié en que “siempre que sea posible” se recupere el teletrabajo.

Y ha remarcado que entre las principales restricciones está el máximo de cuatro personas no convivientes en reuniones públicas y privadas. En este punto, y dado que toda la hostelería cerrará a las 18,00 horas, Feijóo ha pedido “no sustituir” estos encuentros en los bares y restaurantes en los domicilios privados, esto es, no realizar reuniones de no convivientes entre las 18,00 y las 22,00 horas, del toque de queda nuevo.

Por otra parte, ha advertido que se “reforzará” la vigilancia en los centros comerciales, donde se prohibirá permanecer en las zonas de usos comunes, que serán solo para transitar; pero sobre todo ha apelado a la precaución por parte de los propios ciudadanos y a no “autoengañarse”, siendo también responsables en el ámbito de los domicilios particulares.

De hecho, Feijóo ha advertido que, aunque el sector hostelero es el que está recibiendo un mayor impacto en las restricciones, es probable que haya “incluso más” contagios en las reuniones en domicilios.

“La progresión es más preocupante ahora que en noviembre. Si no tomamos medidas, acabaremos mal y aún tomando medidas esto es una lucha titánica”, ha esgrimido, antes de pedir el “compromiso” de la sociedad gallega para “hacerle frente”. “No nos autoengañemos, la unidad familiar es el único lugar seguro”, ha apostillado.

OTRAS RESTRICCIONES EN LOS DOS MÁXIMOS NIVELES

En su intervención, Feijóo ha repasado las distintas restricciones de los dos máximos niveles de alerta. En el medio-alto, ha apuntado, por ejemplo, que los centros recreativos turísticos o similares tendrán un aforo del 50% –cuando haya grupos, serán de 4 personas máximo–; y la hostelería y restauración podrán abrir hasta las 18,00 horas, con un 30% de aforo en el interior y del 50% en las terrazas, pudiendo mantener la entrega a domicilio “sin límite”.

Con respecto a las actividades deportivas no federadas, el presidente ha apuntado que los grupos serán de un máximo de cuatro personas y, en los espacios interiores, el aforo tampoco puede superar el 50%. En el comercio, el aforo en las tiendas también sigue a la mitad, aunque en los centros comerciales se reforzará la vigilancia.

Por otra parte, en los cines, teatros y auditorios habrá que estar siempre sentados, manteniendo la distancia de seguridad, con un límite máximo de 250 personas en los espacios cerrados y 500 personas en los espacios al aire libre; y las visitas hospitalarias se circunscriben a una persona por paciente en todos los hospitales del Sergas, salvo casos excepcionales.

En los municipios con máximo nivel de alerta, el interior de los establecimientos hosteleros permanecerá cerrado y también los establecimientos de juego. Los aforos en los centros comerciales en estos 60 municipios, que permanecen además cerrados individualmente, serán del 30 por ciento.