Quantcast

La CNMC pide establecer “reglas concretas” para los influencers

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha pedido establecer “reglas concretas” para los influencers, a los que se debería considerar como prestadores de servicios de comunicación audiovisual –al ofrecer contenidos en plataformas de intercambio de vídeos–.

Esta propuesta está incluida en el informe de la CNMC sobre el Anteproyecto de Ley General de Comunicación Audiovisual (LGCA) que traspone al derecho español la normativa europea.

En el texto, el organismo explica que la modificación de la Ley Audiovisual se produce en unas condiciones “muy concretas y muy cambiantes” del mercado, y de acceso y consumo de los contenidos audiovisuales.

Así, ha reiterado que los nuevos tipos de contenidos, como los vídeos cortos o el contenido generado por los usuarios, tienen cada día más importancia. Además, recuerda que han surgido nuevas modalidades de servicios audiovisuales, como ciertos prestadores de servicios de comunicación audiovisual que se soportan en plataformas de intercambio de vídeos (influencers o prescriptores de opinión) a cuyos contenidos se accede a través de plataformas como Youtube, Tik Tok, Instagram TV o Twitch.

“La irrupción o consolidación de estos nuevos agentes que operan sobre Internet, requiere de un marco jurídico actualizado que refleje el progreso del mercado y que permita lograr un equilibrio entre el acceso a los servicios de contenidos en línea, la protección del consumidor y la competencia”, ha señalado.

En este aspecto, la CNMC ha propuesto que, hasta que no se lleve a cabo el pertinente desarrollo reglamentario, estos prestadores sólo deberán dar cumplimiento, además de a los principios generales de la comunicación audiovisual, a las obligaciones específicas de protección del menor y de protección del consumidor.

Respecto a las comunicaciones comerciales, considera que en los servicios de televisión conectada los usuarios deberían poder dar su consentimiento previo a la recepción de publicidad híbrida o interactiva, así como desistir de dicho consentimiento mediante un procedimiento simple y gratuito.

Además, la CNMC pide supervisar a los prestadores establecidos en España respecto al cumplimiento de obligaciones de cuota europea. El Anteproyecto amplía las obligaciones de financiación de obra audiovisual europea para que alcancen también a los prestadores del servicio de comunicación audiovisual con sede en otros Estados miembros de la Unión Europea y que dirigen sus servicios a España.

“Es un cambio muy relevante, que conlleva el que la CNMC pase a controlar el cumplimiento de esta obligación por parte de empresas como Netflix, Amazon Prime o HBO”, ha recordado.

REDUCIR LICENCIAS DE TELEVISIÓN

Asimismo, al objeto de favorecer la competencia, se propone reducir el período de duración de las licencias para prestar el servicio de comunicación audiovisual televisivo mediante ondas hertzianas terrestres, fijado en 15 años, y eliminar el sistema de renovación automática e indefinida de las mismas, o en su caso limitar e identificar de manera más precisa las condiciones para que dichas licencias sean objeto de concurso.

Por último, en materia de personas con discapacidad se propone fijar porcentajes e indicadores de cumplimiento del subtitulado, audiodescripción y lengua de signos medibles en relación con franjas horarias y géneros programáticos en los que han de ser insertadas las medidas de accesibilidad.

También se propone establecer una exención en el cumplimiento de las obligaciones de accesibilidad para aquellos prestadores de servicios audiovisuales con bajo volumen de negocio.