Quantcast

El Liceu de Barcelona estrena ‘Les contes d’Hoffmann’ en una versión “más sintética”

El Gran Teatre del Liceu de Barcelona estrenará el lunes ‘Les contes d’Hoffmann’ de Jacques Offenbach, en la onínrica producción de Laurent Pelly y bajo la batuta de Riccardo Frizza, en una versión “más sintética” de la obra para ajustarse al toque de queda vigente en Catalunya.

En rueda de prensa este martes, Frizza ha asegurado que se han “comprimido” los diálogos reduciendo la duración de la ópera diez minutos sin que la obra pierda nada de la dramaturgia, que narra los infortunios del poeta Hoffmann obsesionado con triunfar en el amor en un universo en el que sueños y realidad se entrelazan.

Frizza ha asegurado que ‘Les contes d’Hoffmann’ es una “ópera importante, no una opereta”, con una construcción diferente en cada uno de los cuentos, unos diálogos que han considerado fantásticos y algunas de las mejores melodías de Offenbach, que no vio estrenada la obra.

La encarga del libreto, Agathe Mélinand, ha remarcado que no considera los cuentos divertidos, sino “tirando a oscuros”, y ha considerado que Offenbach quería hacer una ópera total con este clásico del romanticismo francés.

El elenco durante las diez funciones previstas está compuesto por los tenores John Osborn y Arturo Chacón-Cruz como Hoffmann, Ermonela Jaho en el de Antonia, Olga Pudova y Rocío Pérez como Olympia y Nino Surguladze y Ginger Costa-Jackson en la voz de Giulietta.

Osborn ha alabado el elenco excepcional de la obra y el reto que supone encarar un papel como el de Hoffmann, en la que será su tercera producción en el Liceu, y ha señalado que es no ve “ópera más apropiada para estos momentos” de pandemia.

Jaho ha asegurado que la cultura y la música son “el lenguaje de las almas” y que un episodio como el coronavirus muestra como las artes y los artistas son vulnerables, y Pudova ha confiado en poder repartir un poco de felicidad al público.

PENDIENTES DE LAS RESTRICCIONES

El director artístico del Liceu, Víctor Garcia de Gomar, ha explicado que confía en que se puedan llevar a cabo las diez funciones previstas hasta el 1 de febrero, que iniciarán funciones a las 18.30 horas –el domingo 31 a las 17 horas– para que los espectadores puedan regresar a sus hogares, pero que tienen todos los “escenarios planteados” en caso de que cambien las restricciones.

Ha señalado que debido a un contacto estrecho con un externo a la compañía, tres intérpretes del reparto de la ópera están en aislamiento preventivo hasta el 16 de enero con “el dolor de cabeza que supone que no puedan ensayar”.

Tanto Frizze como diversos intérpretes de la ópera han agradecido los “esfuerzos” de los teatros españoles para mantener actividad operística durante la pandemia, con todas las medidas de seguridad.

“Si los teatros cierran, estamos abandonados. Somos unos privilegiados” de poder actuar en el Liceu, ha subrayado Frizze.

Osborn, que ha explicado que apenas ha tenido actuaciones desde marzo, ha aplaudido que España esté permitiendo actuaciones con normativa, mascarilla y distancia social: “Tenemos que aplaudir los esfuerzos. Es una vergüenza que otros países no hayan probado de hacer”, ha dicho.

Jaho ha coincidido en el privilegio de poder actuar y “acercar al público los sentimientos” de la obra, y Pudova ha señalado que espera que se puedan hacer las diez representaciones previstas.