Quantcast

La jueza procesa al ‘yonki del dinero’, Medina y siete personas más por el caso Imelsa

La jueza sustituta del Juzgado de Instrucción número 18 de València ha decidido procesar al autodenominado ‘yonki del dinero’, Marcos Benavent, exgerente de la que fuera empresa pública Imelsa; al exvicepresidente de la Diputación de Valencia y exalcalde de Moncada con el PP, Juan José Medina, y otras siete personas más en el que es el primer auto de procesamiento dictado dentro del caso Imelsa y su derivado Taula, cuya investigación se remota al año 2015.

En este caso, la jueza cree que pueden haberse producido los delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos, falsedad en documento mercantil y en oficial realizado por funcionarios, fraude en la contratación y blanqueo de capitales. La jueza procesa a Benavent; Medina; Rafael García Barat, administrador de Thematica Events, mercantil en la que participaba el ‘yonki del dinero’ y sobre la que giran todas la adjudicaciones cuestionadas en esta causa; dos jefas de sección del Ayuntamiento de Valencia; el ex director financiero de Imelsa y tres empresarios, junto con otras cinco sociedades.

En un auto de fecha 11 de enero y contra el que cabe recurso, la jueza da diez días a las partes para que soliciten la apertura de juicio oral formulando escrito de acusación o el sobreseimiento de la causa o, excepcionalmente, la práctica de diligencias complementarias.

Según la jueza, de las investigaciones se desprende la posibleexistencia de un concierto entre determinados miembros de laConcejalía de Cultura del Ayuntamiento de Valencia –en manos entonces de la fallecida María José Alcón, y el investigado Rafael García Barat, administrador único de Thematica, para adjudicar contratos de manera discrecional en 2008 y 2009, concretamente en relación con el servicio de Bibliobús, a mercantiles relacionadas este último.

Aunque García Barat era el administrador, Benavent tenía participaciones (cerca de un 40%) en la empresa a través de un contrato privado que no llegó a formalizarse en el Registro Mercantil. Según consta en el auto, el ‘yonki del dinero’ utilizaba a la mercantil en beneficio propio para conseguir de forma fraudulenta determinadas adjudicaciones.

El presupuesto real para la ejecución del Bibliobús era de 89.431euros, por lo que debía de haber sido sacado a oferta pública. Sin embargo, se fragmentó en importes inferiores a 18.000 euros, importemáximo para ser considerado contrato menor, que se adjudicaron a otra empresa de García Barat, Liberty Iceberg, y a Thematica. Para ello, se informó favorablemente por la Jefa de Servicio de Acción Cultura y con el visto bueno para el abono de las facturas de la jefa de Sección Administrativa, ambas procesadas en la causa.

La jueza estima que en este caso el perjuicio económico ocasionado al Ayuntamiento de Valencia ascendió a 53.364,18 euros, al ser el coste real de los servicios prestados para el Bibliobus de 35.955,38 euros.

La instructora también considera que hay indicios de fraccionamiento de contratos en ‘Metamorphosis’, un espectáculo audiovisual encuadrado entre las acciones que, por parte de Imelsa en colaboración con el Museo Valenciano de Ilustración y Modernidad (MuVIM), se llevaron a cabo para la promoción del año internacional de los bosques.

La contratación fue gestionada por Imelsa y fue Benavent el que trasladó al director del departamento de árboles monumentales que se pusiera en contacto Thematica. El importe total de la contratación ascendió a 234.645,07 euros aunque, según el auto, la contratación y los trabajos se realizaron eludiendo la normativa de contratación vigente y con un procedimiento de fraccionamiento.

Así se adjudicaron de forma directa diferentes contratos por importes inferiores a 50.000 euros a diversas empresas, que habrían girado a Thematica pagos por la diferencia entre los trabajos efectivamente realizados y el importe abonado por Imelsa. Las mercantiles que facturaron por trabajos fueron Scope Producciones, Vialbo y CYAN Animatica. Thematica percibió el 58,2% del coste de la contratación, hasta 136.634,51 euros sin que dicho importe responda a ningún trabajo efectivamente desarrollado.

Los administradores o consejeros delegados de esas mercantiles son tres de los procesados en la causa, al igual que el que fuera director financiero de Imelsa, José Enrique Montblanch. En todas las ocasiones, es García Barat el que suministra a estas entidades los datos de facturación y los importes a facturar, hechos conocidos por Benavent que posibilita su pago con la colaboración y firma Montblanch, que firmó los documentos de pago “asumiendo la realidad de los servicios y coste, sin que exista ningún expediente de contratación”.

Por último, la jueza considera que existen indicios de que Berceo Mantenimientos fue administrada por dos personas que se “prestaron” a ejercer como tales para ocultar al gerente “de hecho”, que era Benavent. La mercantil, que carecía de trabajadores y de capacidad de realizar ningún trabajo real, se utilizó para obtener dinero con fondos de Imelsa para la adquisición de patrimonio en Xàbia, según consta en el auto.

BETORET Y MEDINA

Por otro lado, sostiene la jueza que las investigaciones llevadas a cabo permiten afirmar indiciariamente la utilización de fondos públicos desde Imelsa para sufragar las campañas electorales del PP en los municipios de Moncada y Vilamarxant (año 2007) y lasgenerales del año 2008 en Valencia.

La instructora entiende que Thematica realizó trabajos para la campaña para Vicente Betoret a la alcaldía de Vilamarxant y para Juan José Medina a Moncada, así como para las elecciones generales de 2008 que habrían sido pagados a través de Imelsa. Los trabajos consistieron en dípticos, carteles o el programa electoral. En el caso de Medina, el importe ascendió a 11.782 euros, mientras que en el de Betoret fue de 8.147.

Sin embargo, Betoret, actual diputado del PP en el Congreso, no figura entre los procesados y en esta causa únicamente ha sido llamado a declarar como testigo en una comparecencia en la que dijo no recordar la mayoría de los aspectos por los que se le preguntó.

Un informe de la Unidad Central Operativa (UCO) en el que se advertía de esos gastos electorales para la Alcaldía de Vilamarxant se incorporó a la causa 13 años después de que ocurrieran los hechos, con lo que el presunto delito de malversación que se habría cometido ya había prescrito.

PP VALENCIA

Igualmente, según el auto, Thematica ejecutó trabajos para el Partido Popular en las generales de 2008 en Valencia, en las que se encargó del diseño e inserción de carteles en líneas de autobús, por importe de 27.900 euros, que no fueron declarados como gastos electorales y cuyos importes se habrían satisfecho con fondos de Imelsa a través de facturación con cargos que no responderían a los trabajos efectivamente realizados ni al coste real.

Según el auto, el coordinador de campaña era Juan José Medina que debió ser conocedor de los hechos, como se muestra de la documentación intervenida en su domicilio particular.