Quantcast

Cómo hacer un tartar de jamón ibérico y huevo

El tartar de jamón ibérico con yema de huevo curado ha conseguido un éxito rotundo en el país, de ahí ha conseguido expandirse al resto del mundo. Su éxito radica por ser una preparación sana, de bajo contenido calórico, y de fácil de preparación. Además, su elaboración amerita poco tiempo, y el resultado es llamativo y espectacular.

Lo importante es que, a la hora de elegir los productos para su preparación, los mismos sean de calidad. Tomando en cuenta en especial el jamón a utilizar, para la receta se utilizará jamón ibérico, aunque si se desea, puede sustituirse por el de su preferencia, bien sea: serrano, pata negra, jabugo, cinco jotas, entre otros. Así mismo, la calidad del tomate es importante, ya que, éste aporta fuerza al plato.

En la receta se ha introducido el tomate y el wasabi, teniendo un perfecto encaje de los sabores en todos los elementos. El tartar con jamón ibérico, es un plato de entrada ideal para un menú festivo. La receta original lleva carne cruda de ternera, la cual debe estar picada y macerada con un huevo también crudo.

El origen del steak tartar

El origen del steak tartar

El origen del steak tartar posee dos teorías, una ha sido atribuida a los mongoles, quienes empleaban un método para nada elegante, al prepararlo. La segunda teoría, y, por consiguiente, la más aceptada, indica que su origen está en la polinesia francesa. Pues sus habitantes eran de degustar la carne cruda, incorporándolo en sus preparaciones.

El steak tartar considerado un plato exclusivo y lujoso, se extendió rápidamente entre la gente acaudalada de la zona. La receta tuvo tanta fama que Alejandro Dumas y Julio Verne la mencionaron en sus obras. Luego, un chef reconocido internacionalmente, la introdujo al mundo. En la actualidad se puede preparar en casa el mejor steak tartar con jamón ibérico y huevo. Siendo una de las múltiples variables que presenta este delicioso, y extravagante plato, el cual es digno de los mejores restaurantes de Europa.

Elaboración del tartar de jamón ibérico y huevo

Elaboración del tartar de jamón ibérico y huevo

Ingredientes

  • 300 gr de jamón
  • 1 cebolla
  • 5 gramos de pepinillos agriculce
  • 1 cucharadita de mostaza Dijon
  • 1 cucharadita de mostaza a la antigua
  • 6 gr de manteca de cerdo
  • 6 gr de alcaparras
  • 2 huevos
  • 100 gr de azúcar
  • 100 gr de sal
  • 1 cucharadita de vinagre
  • perejil para decorar

Preparación del tartar de jamón ibérico

Preparación del tartar de jamón ibérico
  1. Primeramente, se debe cortar el jamón ibérico en trozos pequeños, así como la cebolla, las alcaparras y el pepinillo.
  2. En un bol pequeño se deben agregar los ingredientes picados, y se añade la mostaza a la antigua, y el vinagre, removiéndose muy bien para que se integren todos.
  3. En un bol grande, se agrega la mezcla de cebolla, junto al jamón ibérico a taquitos removiéndose muy bien. Luego se añade la manteca de cerdo, integrando muy bien todos los ingredientes.
  4. Al momento de emplatar, sobre el plato, se debe colocar un molde corta pasta redonda, y se rellena con la mezcla. Presiona ligeramente para lograr que quede compacto, y seguidamente, se retira el molde poco a poco.
  5. Finalmente, se sirve el tartar de jamón ibérico, colocándole una yema encima, y decorando con una rama de perejil, también se puede colocar un poco de mostaza a la antigua en el plato.

Consejos y trucos

Consejos y trucos del tartar de jamón ibérico con huevo

Para obtener una yema perfecta, se debe seguir estos pasos:

  • Se debe cascar el huevo, y con ayuda de una cuchara retirar la yema, ésta se debe colocar en un plato y retirarle el germen con una pinza.
  • Se prepara un bol con sal y azúcar y se agrega la yema con extremo cuidado, se debe cubrir bien y dejar reposar durante 18 minutos.
  • Transcurrido el tiempo requerido, se retira la yema con cuidado y se añade en un bol con agua, para poderla limpiar. Seguidamente, se seca con cuidado con pequeños toques con papel absorbente, y se debe reservar en un plato hasta la hora de su emplatado.
  • Ten la precaución que, aunque la yema de huevo esté curada, es un producto sin cocinar por lo que se debe tener cuidado y conservar en el frigorífico.
  • Si dispones de una pata de jamón en casa, se sugiere que cortes la parte del codillo, esta es la parte superior más adherida al hueso, ya que se hace dificultoso realizar los cortes finos tradicionales. Al retirar la parte del codillo se aprovecha las partes difíciles para cortar los tacos más gruesos del tartar.
  • Si no sabes cómo cortar un jamón ibérico, presiona clic aquí y verás la forma correcta de hacerlo.
  • También puedes adquirir el cortador redondo en Amazon.

Acabado y presentación

Se deben mezclar los dos sólidos para aliñar el jamón ibérico, con esto se deja a punto la textura, añadiendo la manteca de cerdo con textura pomada. Si fuese necesario se rectifica la sal y la pimienta.

Utilizando un molde y sobre el jamón, se deja caer con cuidado la yema curada, agregándole un toque de AOVE lo que le dará más brillo. El tartar de jamón se puede acompañar con unas tostadas de mil especies, para no tener que usar casi los cubiertos.