Quantcast

Cómo fortalecer el pelo, la piel y las uñas: Consejos, productos y vitaminas infalibles

La vitamina C es sinónimo de brillo y salud. Las fórmulas que saben integrarla al zinc, al cobre y a los aminoácidos, son el secreto de los productos y complementos más eficaces a la hora de dar fuerza y favorecer el crecimiento del pelo, la piel y las uñas.

Cualquier tratamiento de belleza será más duradero si es reflejo de salud. Incluso los productos de estética más reconocidos pueden fallar cuando intentan dar brillo o suavidad a una parte de nuestro cuerpo que, por alguna razón, no goza de la salud suficiente para brillar por sí misma.

Cuando hablamos de fortalecer el pelo, la piel y las uñas, la belleza es sinónimo de salud. Por lo tanto, si queremos que luzcan fuertes, brillosos y sanos, debemos tratarlos primero “desde adentro”, con productos y complementos basados en ingredientes naturales que les devuelvan su belleza y salud esenciales.  

Una vez reestablecido ese equilibrio, cualquier tratamiento estético dará mejores resultados. En este artículo, presentamos una serie de consejos, productos y vitaminas para que el pelo, la piel y las uñas recuperen todo su vigor, por dentro y por fuera.

¿Cuál es la mejor vitamina para el cabello, la piel y las uñas?

Sin dudas y por muchos motivos, la vitamina C. Los expertos en belleza y salud recomiendan reforzar su consumo a través de un complemento alimenticio, ya que sus beneficios no se reducen a una parte del cuerpo, sino a casi todas. Veamos sus efectos en cabello, piel y uñas:

  • Cabello

La vitamina C y sus poderosos antioxidantes, reducen los radicales libres que dañan el cabello y lo debilitan. Por lo tanto, desaparecen las famosas “puntas abiertas” y se acelera el crecimiento del pelo.

Por otra parte, la vitamina C también es poderosa contra las canas: se ha demostrado que ayuda a que el cabello retenga su color natural por más tiempo.

  • Piel

La ciencia ha comprobado que las personas con suficiente vitamina C muestran menos daño en la piel generado por el sol. Esta vitamina, como hemos mencionado anteriormente, es un antioxidante que el cuerpo usa para combatir los radicales libres como los producidos por la radiación ultravioleta en la piel. Un organismo con pocos niveles de vitamina C no tendrá la capacidad para combatirlos de forma natural.

A nivel estético, la vitamina C mejora la textura de la piel, ya que colabora en la estructura de los vasos sanguíneos generando una mejor circulación de la sangre y por lo tanto evita esa  apariencia áspera, devolviendo suavidad y brillo.

  • Uñas

La Vitamina C mejora la salud y el aspecto de la piel que rodea las uñas, evitando así la formación de padrastros e inflamaciones. Por el mismo motivo, se acelera y potencia el crecimiento de las uñas, que se muestran menos quebradizas.

Dieta y complementos alimenticios para devolver la belleza “desde adentro”

La mejor forma de potenciar la belleza natural del pelo, la piel y las uñas es apostar a una dieta equilibrada y, en caso de ser necesario, consumir un complemento alimenticio específicamente diseñado para ello.

La Fórmula Pelo, Piel y Uñas de Solgar, por ejemplo, fue elaborada por expertos para el mantenimiento de la estructura, crecimiento y fortaleza adecuadas. Contiene zinc, cobre, MSM, sílice (procedente de alga roja), aminoácidos y vitamina C. Además, ayuda a la síntesis de colágeno, uno de los principales componentes de la piel y también para favorecer la salud del cabello y las uñas.

Con respecto a la dieta, es recomendable -sobre todo en épocas invernales – consumir pipas de calabaza y frutos secos frescos, ya que son una buena fuente de ácidos grasos esenciales para evitar una piel seca y escamosa.

También es aconsejable sumar caquis, calabacines y calabazas a nuestra dieta diaria, porque tienen nutrientes como betacarotenos y vitamina C, fundamentales para la salud de la piel, las uñas y el cabello.

Mascarillas naturales para fortalecer las uñas

Además de una dieta equilibrada y el aporte de los complementos alimenticios, también es posible potenciar el aporte natural de los alimentos aplicándolos en forma superficial, como es el caso de las mascarillas.

Aplicar mascarillas naturales con aceites vegetales, por ejemplo, resulta una excelente terapia para contrarrestar los problemas de las uñas y combatir su sequedad. El aceite de oliva virgen extra, es uno de los ingredientes más beneficioso para la piel y las uñas, debido a sus ácidos grasos esenciales y vitaminas.

Y el tratamiento es muy sencillo: basta con sumergir las uñas en la media taza de aceite de oliva y dejarlas en remojo durante unos 20 minutos. Lo mismo puede hacerse con una mezcla de aceite de almendras y una yema de huevo cruda: perfecta para reparar y fortalecer las uñas con su aporte de antioxidantes, vitaminas y proteína.

Algunos consejos para que el cabello crezca sano y fuerte

Existen algunas recomendaciones que pueden sumarse a nuestros hábitos y que, junto a los consejos anteriores sobre nutrición y complementos alimenticios, favorecen una apariencia más bella y saludable para el pelo.

Es importante no lavarlo con demasiada frecuencia y utilizar agua fría o templada para hacerlo. Además, masajear el cuero cabelludo antes, durante y después del lavado, mejora la circulación de la sangre donde se encuentran los vasos capilares responsables del crecimiento, por lo que también es un buen hábito a incorporar.

También se recomienda reducir o evitar le uso de secadores de pelo y planchas, así como consultar a un especialista ante las primeras señales de pérdida de cabello, ya que puede deberse a muchas causas, pero todas son tratables si se abordan a tiempo.

En definitiva, nuestro cabello, piel y uñas tienen brillo y fuerza natural. Todo está en encontrar la mejor forma de devolvérsela.