Quantcast

CEUNE pide al Gobierno criterios claros para decidir sobre los exámenes presenciales

El Consejo de Estudiantes Universitarios del Estado (CEUNE) pide al Gobierno que fije criterios claros que sirvan de base a las comunidades autónomas para así decidir sobre los exámenes presenciales en las universidades españolas.

La situación sanitaria actual, unida a la situación meteorológica, ha llevado a los estudiantes a solicitar una reunión con el Ministerio de Universidades para tratar esta temática, celebrándose la reunión en la mañana de este lunes, con la presencia del ministro, Manuel Castells, y del secretario general de Universidades, José Manuel Pingarrón.

Todos los asistentes a la reunión han coincidido en que el peligro de contagio por la COVID-19 no se encuentra en las aulas donde se realizan clases y exámenes presenciales, sino en el transporte público que emplean los universitarios para ir a sus centros, en la gran cantidad de estudiantes que se desplazan desde sus lugares de origen a las universidades o en las aglomeraciones a las entradas y salidas de las aulas y edificios.

A esto se une la obligatoriedad de ventilación en las aulas, dificultada por las gélidas temperaturas exteriores, lo que hace prácticamente imposible en muchos casos mantener una temperatura adecuada en las aulas, especialmente la de 17°C establecida por la normativa laboral como mínima e indispensable para el desarrollo del trabajo, hecho que preocupa especialmente a estudiantes y Ministerio, según CEUNE.

Por ello, el Consejo de Estudiantes Universitarios del Estado ha solicitado al Gobierno que, en la Comisión Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que va a celebrarse este miércoles, se fijen criterios en las comunidades autónomas para establecer, en base a los niveles de alerta epidemiológica, la posible suspensión de la actividad docente y evaluadora presencial cuando se alcance una situación de riesgo extremo, con la salvedad de aquellas actividades que necesariamente se deban desarrollar presencialmente, como las prácticas u otras pruebas que requieran el uso de material específico presente en las universidades.

Según destaca CEUNE, ha habido también consenso en que las evaluaciones telemáticas no deben suponer un problema ni una merma en la calidad de la educación, precisamente porque deben adaptarse a los medios a emplear y a la casuística de cada materia, por lo que “la solución no puede pasar por la realización idéntica del examen presencial pero de una forma online y sin adaptaciones”.

Asimismo, hace hincapié en la necesidad de que las universidades adopten medidas y se anticipen no solo al pico de esta tercera ola de la pandemia, sino también a las actividades docentes y evaluadoras que se deban realizar en la segunda mitad de este curso académico, a fin de velar por la salud de quienes integran las universidades, así como evitar situaciones de incertidumbre como las que actualmente estamos viviendo y que perjudican a todos los implicados.