Quantcast

Castilla y León cerrará interior de bares, centros comerciales y gimnasios

El gabinete de crisis frente a la COVID-19 ha acordado proponer mañana, en una reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno, medidas excepcionales de nivel 4 –cierre del interior de bares y restaurantes, centros comerciales, gimnasios y establecimientos y locales de juegos y apuestas– para toda Castilla y León con el objetivo de “frenar” la tercera ola de la pandemia.

Una decisión adoptada ante el incremento “vertiginoso” de la incidencia acumulada (I.A.) a siete días, “cinco veces superior” a la de la semana de Navidad. De ahí que se haya decidido reforzar la campaña de vacunación si está garantizado el suministro; continuar con los cribados masivos y extender a todas las provincias las actuales restricciones adicionales vigentes en Ávila, Palencia y Segovia, explica el Ejecutivo autonómico.

La Junta explica que la Comunidad está inmersa en el desarrollo de su Estrategia de vacunación frente a la COVID-19, que se está llevando a cabo de acuerdo con lo establecido para el conjunto del Sistema Nacional de Salud.

De esta manera, desde que se comenzase a vacunar el pasado 27 de diciembre, la Comunidad está administrando la pauta vacunal frente al nuevo coronavirus SARS-CoV-2 al primero de los grupos prioritarios indicados por el Consejo Interterritorial: el compuesto por personas residentes en centros de atención a la Tercera Edad y a la Dependencia.

La vacunación de este grupo población de especial riesgo avanza a un ritmo muy destacable y, según el registro de vacunaciones de Castilla y León, a fecha 11 de enero, ya se había vacunado con la primera de las dos dosis necesarias 36.229 personas (Ávila, 2.439; Burgos, 5.602; León, 6.087; Palencia, 3.711; Salamanca, 5.453; Segovia, 1.206; Soria, 2.253; Valladolid 6.563; y Zamora, 2.915).

Además, de acuerdo con la planificación prevista por el Ministerio de Sanidad, ha llegado un nuevo envío semanal con otras 25.350 dosis, si bien, por problemas logísticos relacionados con el temporal de nieve, las provincias de Ávila y Segovia recibirán sus remesas vacunales mañana.

La llegada de este tercer envío ministerial -cuyo reparto en cada una de las provincias castellanas y leonesas es el siguiente: Ávila, 1.950 dosis; Burgos, 4.875; León, 3.900; Palencia, 2.950; Salamanca, 2.950; Segovia, 975; Soria, 975; Valladolid, 4.875; y Zamora, 1.950- va permitir a la comunidad mantener el “buen ritmo” de vacunación entre los integrantes del primer grupo prioritario, de manera que en breves fechas se podrá comenzar a administrarles la segunda de las dosis, una vez cumplidas las tres semanas previstas entre una y otra inoculación.

Por otra parte, la Junta está “reforzando” la detección precoz de contagios por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, con el fin de diagnosticar personas asintomáticas o con sintomatología leve que puedan constituirse como focos de transmisión de la enfermedad y origen de brotes de amplia extensión.

En este sentido y a los que se ya han venido desarrollando en varias localidades castellanoleonesas en las últimas fechas, se prevé esta semana se sumen nuevos cribados poblacionales en Santa María del Páramo (León), Cervera de Pisuerga y Saldaña (Palencia) y Cantalejo (Segovia).

Además la Junta está en contacto con las universidades para que los integrantes de sus comunidades educativas testeen su situación sanitaria al reincorporarse a las clases tras las vacaciones y con empresas para el mismo objetivo en sus plantillas.

MEDIDAS EXCEPCIONALES

El gabinete de crisis frente a la pandemia reunido esta tarde propondrá al Consejo de Gobierno que de forma extraordinaria se celebrará mañana medidas excepcionales para la contención de la COVID-19 en Castilla y León, medidas que refuerzan el actual nivel 4 de alarma sanitaria vigente en la Comunidad ante la negativa evolución epidemiológica y asistencial que reflejan los datos y criterios sanitarios en territorio autonómico castellano y leonés durante los últimos días

Por ello la propuesta del comité de crisis es que toda la Comunidad pase de esta forma a este estadio agravado frente a la pandemia, sumándose las provincias de Burgos, León, Salamanca, Soria, Valladolid y Zamora a esta situación ya vigente en Ávila, Palencia y Segovia.

La Junta responde a los últimos informes sanitarios y de la evolución de los indicadores pandémicos en Castilla y León, que expresan una situación de “riesgo extremo”, con transmisión comunitaria no controlada y sostenida de la infección por SARS-CoV-2 que excede las capacidades del sistema sanitario.

La entrada en vigor de estas medidas extraordinarias se ha establecido para las 00.00 horas del próximo miércoles, 13 de enero y el período de vigencia inicialmente establecido es de catorce días, hasta las 23.59 horas del 26 de enero, si bien la Consejería de Sanidad evaluará de forma continua la situación sanitaria con el fin de garantizar la adecuación de las medidas vigentes a la evolución de los indicadores, de tal forma que podrán mantenerse, modificarse o levantarse en función de su evolución.

“La adopción de medidas extraordinarias supone un reforzamiento de las iniciativas para la prevención y contención pandémica indicadas en el nivel 4 de alarma sanitaria, con especial atención al control de aforos y de la movilidad y actividad social en sectores en los que se observa una mayor interacción relacionada con nuevos brotes y contagios y sobre los que la Administración autonómica sí dispone de capacidad competencial reguladora”, explica.

Las medidas se centran en la suspensión de la apertura al público de los grandes establecimientos comerciales; suspender las actividades de restauración en interiores, si bien se permite en terrazas con las condiciones indicadas para el nivel 4, además de la entrega a domicilio o recogida en el establecimiento o en vehículo; también suspenden la apertura al público de instalaciones deportivas convencionales y centros deportivos para la realización de actividad física no oficial y no federada, que no sean al aire libre y suspende la apertura al público de los establecimientos y locales de juegos y apuestas.

Admeás, la Junta recuerda la necesidad de mantener comportamientos individuales “responsables y preventivos” como el uso obligatorio de la mascarilla, lavado frecuente de manos, mantenimiento de la distancia interpersonal de seguridad y la limitación a un máximo de seis personas en reuniones familiares y sociales.

La Comunidad asimismo mantiene la limitación indefinida de la entrada y la salida de personas del territorio, con las excepciones indicadas en los correspondientes Acuerdos de la Presidencia de la Junta, así como el toque de queda entre las diez de la noche y las seis de la mañana.