Quantcast

Por qué a las mujeres nos gustan los capullos

No lo neguéis. Nos ha pasado a todas. Empezamos riéndonos como tontas, y acabamos suspirando por las esquinas por el chulito del barrio. Nuestra cabeza dice que no, que es estúpido. Pero es un estúpido tan guapo… ¿Qué es lo que tienen que nos vuelven locas, loquitas, locas? Pues aquí te lo vamos a explicar.

Captura de pantalla 2015-01-22 a la(s) 00.34.43

Por la emoción

Eso es. Luego resulta que estos chicos no son tan inalcanzables, y te eligen a ti. Sí, esa chica del montón. Perfecto para crear la historia más romántica de todos los tiempos. Ahí es cuando la montaña rusa comienza a funcionar.

Primero me pongo a mirar el teléfono. Nada. No suena. Ni un mensaje. Ni un whatsapp. A lo mejor me ha escrito un privado en Facebook. Tampoco. Vuelvo a mirar el whatsapp. Será imbécil. Nada. Mira, mejor paso de este tío, que es un capullo. Sí. Será lo mejor. Y el teléfono suena: es él. Oh, qué mono, no me ha podido escribir porque ha estado arreglando unos asuntos.

Y vuelta a empezar. Salir con un chico malo conlleva montar esa montaña rusa una y otra vez. Y esto ya es cuestión del aguante de cada una. Pero en algún momento habrá que cambiar.