Quantcast

Cómo tener una piel hidratada si la tienes seca

Generalmente la mayoría de los especialistas suelen recomendar cremas hidratantes para tratar la piel seca, pero gran parte de esos productos suelen contener químicos que si bien pueden hidratar por un tiempo, a largo plazo podrían afectar tu organismo. Es por ello que con esta guía podrás conocer algunos métodos naturales para hidratar tu piel de adentro hacia afuera.

¿Por qué se reseca la piel?

Causas de la piel seca

Esto no es necesariamente un problema grave, pero su puede ser un poco molesto e incomodo para quienes padecen esta condición.

La las pieles se secan debido a que las glándulas sebáceas producen menos cantidad de cebo a lo que normalmente deben  producir, es por ello que la piel está más expuesta a otros elementos y al mismo tiempo se reseca por la falta de humectación. Los factores externos como el sol, el viento, la contaminación, el frío contribuyen a la resequedad. Los cosméticos también afectan en gran medida a las pieles resecas, y lo mismo ocurre con las afeitadoras. Aunque existen otras razones que generan este malestar:

  • Desorden hormonal.
  • Tabaquismo.
  • Alimentación deficiente.
  • No ingerir suficiente agua.
  • Desorden hormonal.
  • Uso constante de cosméticos.
  • Falta de cuidados.
  • No usar filtro solar.

Esta resequedad puede causar incomodidad para quien la padece, ya que la comezón y la sensación de calor puede afectar el estado anímico. Y en el peor de los casos, si no se trata a tiempo, puede causar descamación en algunas partes del cuerpo. Es por ello que debes actuar antes de que sea demasiado tarde y comenzar a aplicar alguno de esto remedios.

Cambiar de adentro hacia afuera

Dieta para el cuidado de la piel

Eres lo que comes, y es por ello que si quieres realizar algún cambio en tu vida, siempre debes comenzar desde adentro. Es por ello que para comenzar con una buena hidratación para tu piel, deberás comenzar a consumir más grasas saludables ya que esta es una de las formas para que tus glándulas sebáceas produzcan más sebo. Pero no te alarmes al oír la palabra “grasa”,  pues la verdad estas grasas son absorbidas adecuadamente por tu organismo, por lo cual no se depositarán en tus tejidos. Podrás conseguir estas grasas en los siguientes alimentos:

  • Dentro de los frutos secos como las nueces, las castañas.
  • Los champiñones y setas.
  • Todos los pescados, aunque particularmente en los pescados azules.
  • En los huevos y los productos lácteos.
  • El aguacate es una buena fuente de grasas buenas.
  • Los aceites naturales, como el aceite de lino, girasol, almendras.
  • Tomar suficiente agua todos los días, particularmente fuera de las comidas. Lo más recomendado es que como mínimo tomes unos 2 o 4 vasos de agua.

Pero para unos mejores resultados puedes combinas estos hábitos alimenticios con  algunos métodos caseros, de esta forma lograras tener una piel más brillante e hidratada.

Métodos naturales para hidratar la piel reseca            

Métodos para hidratar la piel

Los aceites naturales son un producto fantástico para hidratar tu piel, y al mismo tiempo ayudan a prevenir la aparición de estrías durante el embarazo y el desarrollo. Particularmente el aceite de almendras es bastante recomendado por los dermatólogos, esto se debe a sus propiedades antioxidantes y los ácidos grasos que posee, así como vitaminas del grupo A y E que se encuentran en las almendras.

Puedes aplicarte este producto con algunos masajes sobre la piel reseca. No importa si es después de tomar una ducha o antes de ir a dormir. Ten en cuenta que puedes aplicártelo hasta unas 3 veces por semana

Una mascarilla facial de yogurt griego y pepino es perfecta para hidratar la piel. Con solo estos dos ingredientes puedes devolverle la vida a tu cutis. Solo tendrás que trocear el pepino y volverlo puré para mezclarlo con el yogur y listo. El ácido láctico del yogur hidratará mientras que el pepino refresca y aporta propiedades antioxidantes. Solo tendrás que aplicarte la mascarilla durante unos 20 minutos antes de enjuagarte con abundante agua. Podrás repetir el tratamiento por unas 2 veces a la semana y notarás de inmediato los resultados.

Otra mascarilla súper efectiva es la de huevo con avena. Gracias a los múltiples beneficios del huevo, como las vitaminas E y B12, es perfecto para devolverle el brillo a tu cutis. Sol debes mezclar 1 huevo con media taza de avena y luego solo tendrás que aplicarlo sobre tu piel. Puedes ayudarte con una brocha. Debes dejar actuar por unos 1 minutos antes de enjuagarte con abundante agua. Podrás aplicarte este tratamiento hasta 2 veces a la semana.

Sin duda los últimos dos métodos pueden resultar bastante efectivos para devolverle la vida y el brillo a la piel, pero la verdad es que la arcilla se lleva la corona. Y no solo porque posee numerosos beneficios como sus propiedades antibacterianas, sino que además de hidratar la piel también la exfolia y elimina los restos de tejidos muertos que usualmente se acumulan.

Para las pieles muy resecas la más eficaz es la arcilla blanca, esta generalmente se puede encontrar en polvo. Una vez que te hayas aplicado este producto, solo tendrás dejar que actué por unos 20 minutos antes de enjuagarte con abundante agua. Si te reseca la piel puedes mezclarla con otros productos como pepino o yogurt y así obtener mejores resultados. Y recuerda que puedes aplicarte la arcilla hasta unas 3 veces por semana.

Ahora no tendrás ninguna excusa para no lucir una hermosa y brillante piel hidratada a fondo.